Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Bush y sus tropas en Guatemala
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 23 de febrero de 2007

¿Es muy difícil de entender esto muchá?

Algunos lectores han de estar enfermos del hígado, pues han reaccionado en forma virulenta por los artículos de oposición a la presencia de las tropas gringas en el país. Espero que tomen sus precauciones para que no les dé un derrame, pues entre más se acerca la llegada de su presidente Bush, más comentarios, criticas y rechazos leerán y escucharán de los que ellos llaman comunistas.

Quince organizaciones de San Marcos ya han criticado y fijado su posición respecto a los operativos que realizará el contingente de soldados norteamericanos en esa región, entre ellas los “comunistas” de Derechos Humanos del Obispado de San Marcos; Cáritas Diocesana, Movilidad Humana, Pastoral de la Tierra y Pastoral Social.

Estos “comunistas” consideran que la implementación de obras sociales y la construcción de centros de salud y de escuelas es obligación del Estado, y se lamentan de tener un Gobierno que no es capaz de responder a las necesidades de salud y educación, mientras aprueba un aumento de 100 millones al presupuesto del Ejército que ni siquiera defiende la soberanía e integridad del territorio. Además, a quienes creen que solo con la ayuda de soldados gringos se puede combatir el narcotráfico, el comentario de don Miguel Aparicio es contundente, “la ‘lucha antidrogas’ no se gana con permitir la invasión del territorio nuestro. Se ganará cuando los viciosos consumidores norteamericanos se regeneren y su gobierno haga algo por recuperar la moral destruida del país. Todo mercado es causado por la existencia de la demanda. Sin consumidores no hay productores ni traficantes. ¿Es muy difícil de entender esto muchá?”. La presencia militar con otros fines, viene encubierta con obras sociales para las cuales se podría aportar económicamente, no en armas y, en todo caso, enviando profesionales, médicos e ingenieros civiles.

De ahí, que a las organizaciones marquenses les preocupe el proceso de remilitarización general que vive el país y les extraña que “venga un alto contingente de soldados norteamericanos para realizar miniproyectos. ¿Es que acaso no hay capacidad en Guatemala para realizar estas obras? ¿Esta desproporción no nos está señalando que detrás de este plan se encierran otros intereses? ¿Por qué vienen ahora y no después del Stan? ¿Por qué el Gobierno de Estados Unidos envía soldados mientras deportan a nuestros hermanos migrantes?”, estas y otras preguntas se quedan en el tintero porque al pueblo se le sigue ocultando la verdad y porque el país continúa en venta, y la entrega y explotación de los diversos recursos naturales puede seguir sin tropiezos en las regiones donde las organizaciones se paralicen por la amenaza y el terror de botas gringas.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 220207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.