Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Periodismo investigativo: ¡prohibido!
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 21 de marzo de 2007

Según las autoridades, esto es sobrepasar los límites.

Los delincuentes, pero no solo ellos sino también muchos funcionarios del Gobierno y no pocos fiscales o jueces, quisieran que los medios de comunicación sean simplemente transmisores de sus opiniones o planteamientos sobre cómo ocurren determinados hechos. Posiblemente serían felices si el periodismo investigativo no continúa desarrollándose y los editoriales y columnas de opinión desaparecieran de los medios y, por supuesto, quisieran que los reporteros y fotógrafos no escudriñen ni vean más allá de lo que a simple vista dicen los hechos o reflejan las cámaras. Los medios y los periodistas son buena onda en la medida que responden a sus intereses y se hacen babosos de sus metidas de pata, de sus actitudes prepotentes, delitos y hasta crímenes en que, de acuerdo a las investigaciones, pueden salir involucrados.

Lo anterior viene a colación a raíz de las acusaciones de los hermanos Benítez en contra de elPeriódico, contra Jose Rubén Zamora y Ana Carolina Alpírez por la publicación de un reportaje y un par de fotos que ponen al descubierto a dos elementos “secretos”, encubiertos con pasamontañas, que participaron en la toma de Pavón y en donde, según el informe de la Procuraduría de Derechos Humanos, no hubo motín ni enfrentamiento, sino ejecuciones extrajudiciales, hechos que hasta el momento no han sido aclarados por los eficientes fiscales del siempre dispuesto Ministerio Público.

Todo, porque si usted no lo sabe, para que la impunidad impere en este caso, el fiscal de Delitos contra la Vida, Álvaro Matus, que investiga los hechos, es el mismísimo que estuvo presente cuando la toma de Pavón y por supuesto, no va decir lo contrario de lo que dijeron las autoridades, cuando él debe saber perfectamente lo que ahí ocurrió. De ello han pasado varios meses y se supone no hay nada que investigar, porque el fiscal es uno de los testigos que estuvo presente y le “constan” los hechos.

Poner al descubierto las contradicciones en que incurren, leer las fotografías o tomas televisivas, interpretar los hechos o declaraciones, es sobrepasar la función periodística de informar y formar opinión pública. A finales del año pasado, recibí una llamada al celular, de la esposa de Jerónimo Lemus Villeda, ex alcalde de Ixcán, amenazándome con someterme a juicio por una serie de artículos que hice sobre la situación de esa región y donde lo mencioné como uno de los responsables. Aún no sé si presentaron la denuncia, pero no queda más que esperar, y seguir ejerciendo el derecho de opinar, como los medios deben seguir ejercer su derecho a investigar y formar opinión pública.

Si dar noticias fundamentadas les duele, imagínense ustedes lo que les preocupan las investigaciones que profundizan en los hechos y van desenredando la madeja, poniendo al descubierto a los posibles responsables de hechos criminales o de corrupción que abundan en las esferas de Gobierno.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 200307


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.