Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Un Presidente fracasado
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 30 de marzo de 2007

No se trata de hacer leña del árbol caído.

Esta semana vimos al presidente Berger sumamente preocupado, parecía que no encontraba salida a la demanda de los diputados por la destitución del ministro de Gobernación, Carlos Vielmann, quien finalmente presentó su renuncia irrevocable. La salida de Vielmann iba acompañada de la salida del Director de la Policía Nacional Civil, otro que caminaba en la cuerda floja, sobre todo porque como jefes son responsables de lo que sucede al interior de la institución, de la podredumbre especialmente de la PNC en la que se guarecían y siguen resguardando rufianes del calibre del Comisario y el Chocolatón… No se trata de hacer leña de dos árboles caídos, porque ya lo estaban, fundamentalmente por sus acciones y porque contrataron y mantuvieron en sus puestos a gente señalada de diversos hechos, pese a evidencias de participación en el crimen organizado.

No se trata del fracaso de ambos personajes, ni del fracaso del Presidente de la República, sino del fracaso de la política de seguridad para el país, del fracaso de un Ministerio Público que no persigue el delito, que no es capaz de aportar pruebas en los juicios contra los delincuentes, del fracaso de un sistema judicial que no conoce más que la impunidad. Pero también se trata de una sociedad abofeteada por las propias fuerzas de seguridad que se supone debían salvaguardar su vida y sus bienes. Una sociedad que vio con buenos ojos el experimento de la Academia de Policía y la civilización de agentes policíacos y militares que se profesionalizarían para recuperar la confianza de su pueblo. Se trata de la frustración que vivimos día a día.

Muchos han mencionado que con cambiar al Ministro de Gobernación no se resuelve el problema. Es cierto, se deben deducir responsabilidades y llevar a juicio si es necesario no solo al ministro y al Director de la Policía, sino al ex jefe de la Dinc, al ex Subdirector de Seguridad, y a todos aquellos que resulten responsables de la crisis que hoy atravesamos. Si seguimos despidiendo funcionarios incapaces, que no dan la talla, que no cumplen con las funciones para las que han sido nombrados, pero “no pasa nada más”, no vamos a enderezar el rumbo del país.

Queremos y necesitamos propuestas y acciones que ataquen la impunidad de raíz y que hagan funcionar el sistema… pero no queremos promesas electorales, queremos acciones serias y decididas, que no tienen nada qué ver tampoco con la “mano dura”. Sino con políticas y estrategias de seguridad que fortalezcan el Estado de derecho hoy resquebrajado.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 290307


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.