Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Poderes atrás de los partidos
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 30 de abril de 2007

Buscan que sus miembros ocupen una curul.

Estas elecciones están marcadas por la preocupación del poder económico que siente que el poder se les va de las manos o que pueden sufrir un traspiés en los proyectos que les han beneficiado y, entre ellos, los obstáculos que podrían encontrar en el camino de la privatización de la seguridad social, de la salud pública, de la educación y de otra serie de servicios que el Estado tiene que prestar.

Para nadie es un secreto la presencia en los partidos y las candidaturas de gente del poder económico, del poder militar y, por supuesto, del crimen organizado, los tres buscan desesperadamente que sus miembros, partidarios o títeres ocupen la Presidencia y Vicepresidencia o cuando menos unas cuantas curules o alcaldías, entre más sean mejor, pues eso facilita los negocios en todas sus expresiones; lo importante es tener presencia, incidencia, poder de decisión directa o indirectamente y, si para ello hay que invertir millones en varios partidos y candidatos o eliminar a contrincantes potenciales, no importa, los tres tienen recursos económicos para hacer chinche, y disposición y medios de utilizar cualquier forma de presión para que se acepten sus propuestas.

Nunca como ahora la disputa por el poder crea zozobra e incertidumbre, pues el crimen organizado no solo ha penetrado en instituciones del Estado y especialmente en el sistema de justicia y el Parlamento, sino ha constituido redes de apoyo que se extienden en comunidades para la compra o la mediatización de líderes. Nombres de parlamentarios actuales o de posibles candidatos ligados a ellos se han mencionado, pero la sociedad está inerme, sin saber qué hacer, aun cuando le queda el ejercicio soberano del voto para oponerse a los mismos.

No es la primera vez que los militares saltan a la palestra y parece que estamos condenados a su presencia activa en la vida política nacional. No les bastaron tantas décadas de ejercicio del poder por la fuerza, en las que demostraron de lo que son capaces, sino continúan haciendo ofrecimientos, y quieren continuar ejerciéndolo cueste lo que cueste y le duela a quien le duela. Lo cierto de todo es que en estas elecciones ya no sabe uno si un banquero, agroexportador, empresario o militar es del crimen organizado, o si los del crimen organizado ahora son banqueros, empresarios, militares y nuevos ricos a la sombra del Estado… pero de que están, están.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.