Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Eco columnistas
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 4 de junio de 2007

Son el eco de quienes fomentan la impunidad.

En la medida que avanzan los procesos y los señalamientos contra los responsables de crímenes del pasado, van en ascenso las amenazas a defensores y defensoras de DDHH e instituciones de cooperación y aparecen artículos de columnistas que nos llaman al olvido, al perdón a la reconciliación, sin mencionar para nada a las víctimas ni la justicia. Es exactamente la repetición de lo que dicen los victimarios, de lo que dicen los abogados que les defienden, los veteranos militares y lo que, muchas veces, gente del poder económico quiere.

Es el perdón a secas y el olvido sin sentar ningún precedente, como únicos medios de cerrar las heridas y dar por terminado el duelo de millares de víctimas o la búsqueda de personas detenidas desaparecidas.

Estos columnistas son el eco de quienes se mantienen impunes y de quienes fomentan la impunidad; y no solo piden que se termine cualquier señalamiento y dejemos en paz a su general, sino de paso ofenden a las organizaciones de derechos humanos que son, prácticamente, las únicas que sacan la cara y denuncian lo que sucedió y sigue sucediendo en el país.

Hace poco, Alfred Kaltschmitt, en su columna de Prensa Libre, la emprendió contra las víctimas en defensa de su general, diciendo que la cacería no cesa y que atentamos contra la democracia, “no se cansan, muchá, de repetir los mismos eslóganes?, ¿las mismas cantaletas de supuestos genocidios, desapariciones y demás yerbas que ya nadie las cree?” Lamentamos decirle que no nos cansaremos, que nos corremos el riesgo de continuar en busca de justicia para las víctimas.

No sé en que país vivió Kaltschmitt o si fue de los colaboradores de los regímenes militares, para ahora negar rotundamente las masacres y desapariciones que la historia reciente de Guatemala registra y están plenamente documentadas.

No es la primera vez que sucede eso; ya en otras oportunidades hemos sufrido el ataque alevoso de quienes dicen: “hay que olvidar el pasado”.

Cada vez que se trata de juicios contra militares y, especialmente, de su general, uno escucha declaraciones de los victimarios y después lee los artículos de quienes sienten, al igual que ellos, el frío de un posible juicio que se ha atrasado más de dos décadas, pero que llegará, llegará para dignificar a las víctimas y sentar precedentes para que Nunca Más vuelvan a repetirse semejantes bestialidades.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.