Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Un criminal es candidato
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 3 de septiembre de 2007

Se trata de Pedro García Arredondo.

Hace poco tiempo supe de la candidatura a Alcalde de Nueva Santa Rosa, por el FRG, del criminal Pedro García Arredondo. Se me amontonaron los recuerdos de cientos de compañeras y compañeros apresados, torturados, desaparecidos o asesinados en las calles de la capital, municipios y aldeas. Vinieron a mi mente los días más negros de la persecución estatal e implacable a la dirigencia de casi todos los sectores, que elevaban su voz de protesta en contra de la injusticia social, la violencia y la negación de los más elementales derechos.

Cómo puede uno olvidar a sus cuates, amigos, amigas y compañeras de lucha de esos tiempos en que los esbirros, como Pedro García Arredondo, andaban en los carros tipo bronco sembrando el terror impunemente. Se tiene que ser tan vil como ellos para sepultar en el olvido a las víctimas, y cesar la persecución a sus victimarios, que hoy se presentan ante las y los electores haciendo ofrecimientos y tendiendo la mano ensangrentada a niños inocentes que representan a los padres o hermanos que ellos asesinaron.

El pueblo de Nueva Santa Rosa no debe olvidar el pasado. No debe hacerlo si quiere contribuir a construir un país diferente que no dé cabida en puestos públicos, sino en la cárcel, a los criminales que andan sueltos, a los que halaron el gatillo, arrasaron aldeas enteras o torturaron a seres humanos y siguen burlándose de las víctimas, de los familiares y de la propia justicia. Los crímenes que no cometió directamente Pedro García Arredondo, hoy candidato a Alcalde, ordenó que se cometieran o sabe quiénes lo hicieron y tiene mucho qué responder ante un tribunal, sea nacional o internacional. No es difícil en Guatemala seguir escapándose de la justicia, pero algún día encontraremos fiscales y jueces probos, capaces de dignificar a las víctimas y restablecer un ápice la credibilidad en el sistema de justicia.

Quiero decirlo con toda claridad, no nos conformamos con la justicia divina, queremos ver cómo actúa la justicia terrenal para sentar precedentes y para que, criminales del calibre de Pedro García Arredondo, no anden sueltos ni mucho menos que lleguen a ocupar puestos públicos. Lo siento por su familia que no tiene la culpa de las barbaridades que él hizo en aquellos años. Basta leer los testimonios de las víctimas o de los sobrevivientes y recordar lo que denunció la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Guatemala (Minugua), en 1999, pero a pesar de todo, los criminales siguen protegidos por partidos neofascistas como el FRG.

Fuente: www.elperiodico.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.