Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Adopción, el tema de siempre
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 22 de noviembre de 2007

Ni abogados que conviertan la niñez en mercancía.

Varias organizaciones levantan ante la sociedad guatemalteca el tema de las adopciones y el robo de niños, que había sido más preocupación del Movimiento Nacional por los Derechos de la Niñez, Casa Alianza, UNICEF y la Procuraduría de los Derechos Humanos, que insistían en que la niñez se estaba convirtiendo en una mercancía, ofrecida al exterior por seudoasociaciones de protección y defensa del derecho de adopción, avaladas y asesoradas por abogados inescrupulosos que hacen los trámites y que cuentan con el apoyo de funcionarios que también salen beneficiados con la venta de niños.

Hace poco salí del segundo juicio entablado por Fernando Linares Beltranena ante la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), quien pretendía mi expulsión por artículos que he escrito al respecto de la adopción y exigiendo a los diputados promulguen la ley, acorde al Convenio de La Haya, que reglamenta la adopción en Guatemala.

Como tenía que ser, no solo el Tribunal de Honor, sino la propia asamblea de la APG, al conocer los motivos por los cuales Beltranena pedía la expulsión, fallaron reafirmando el derecho de libre expresión, al escuchar los hechos que habían motivado los comentarios contra los abogados y, especialmente, contra Linares Beltranena, que declaró a un matutino que “mientras más trámites existan, más baratos van a ser los costos. Es igual que en La Terminal: los que venden aguacates promueven que se coman aguacates, y más gente va a sembrar aguacates…”. Lástima que a pesar de las diversas opiniones en esa asamblea del pasado 25 de octubre, aún la APG no se pronuncie abiertamente exigiendo que los diputados, sin dilación alguna, legislen en protección de la niñez y de las madres que han sufrido el rapto de sus hijos o que son propensas a ello.

Es un aliciente que los medios de comunicación mantengan latente el tema, para que la sociedad tome conciencia que no es casual que diariamente, legal e ilegalmente, salgan del país no menos de 13 niños y niñas. Algo tiene que suceder a una sociedad que, en su mayoría, permanece impávida ante el hecho de que sus propios hijos sean objeto de venta al exterior y que las casas cunas existentes, cubiertas de legalidad y otras ilegales, desde hace mucho tiempo estén funcionando en Guatemala como maquilas, donde la materia prima o el producto terminado son los niños que consiguen o les llevan, para ser exportados a Estados Unidos, Canadá y Europa, varios de ellos arrebatados violentamente de las manos de sus madres. Es cierto lo que dice la campaña, no más cunas vacías, pero también no más abogados y funcionarios que convierten a la niñez en mercancía.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.