Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Tribunal de Honor debe actuar
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 19 de febrero de 2013

No se sabe qué otras cartas sacará bajo la maga.

Es indudable que a los abogados, defensores de personas acusadas de cualquier delito, les asiste el derecho de hacer uso de los amparos o recusaciones en contra de un juez o un tribunal de sentencia que conoce los casos, sin embargo debe ponerse un alto cuando a todas luces carecen de fundamentos legales y el objetivo es retrasar los procesos, por ello el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados no puede seguir guardando silencio ante las maniobras constantes de los defensores de militares acusados de crímenes de lesa humanidad.

En el caso Ríos Montt, hasta el momento se han interpuesto más de noventa acciones para entorpecer el proceso, y ayer el Tribunal de Alto Riesgo que preside la Jueza Yasmín Barrios conoció y rechazó por unanimidad la recusación contra el Tribunal que interpuso la defensa y tendrá, nuevamente hoy, que escuchar las argumentaciones de una nueva recusación que el equipo de abogados presentó, y no sería raro que aparezcan nuevas caras de abogados a quienes poco les importa retorcer la ley.

Tal como lo han señalado los abogados y querellantes que presentaron la acusación por genocidio contra Ríos Montt y Mauricio Rodríguez, no se puede seguir jugando con la ley para entorpecer el proceso. Es claro que los abogados defensores buscan ganar tiempo en espera que las presiones a la Corte de Constitucionalidad (CC) surtan efecto o que los diputados se dobleguen ante las presiones de militares retirados y decreten una amnistía general que paralice todos los procesos, lo cual representaría un escándalo a nivel internacional cuyo costo lo tendrían que pagar los magistrados de la CC o los diputados que respalden semejante acto de impunidad.

No se sabe qué otras cartas sacarán bajo la manga para continuar con la ola de recusaciones a jueces y tribunales y ojalá no pasen a cumplir las amenazas vedadas que ya han hecho los militares retirados y sus admiradores, pues no se puede olvidar que hace ya tiempo la Jueza Yasmín Barrios sufrió atentados y amenazas cuando conocía el caso Gerardi, que concluyó con las sentencias ya conocidas. Existe un Código de Ética que se puede aplicar a los abogados y esa es función del Tribunal de Honor del Colegio, ojalá y por vergüenza de lo que hacen sus colegas, lo apliquen para sentar precedentes importantes.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.