Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Dieciocho meses después
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala,19 de julio de 2013

Este Gobierno tiene cero en transparencia.

La realidad, los acontecimientos diarios, los comentarios de la gente sencilla son los indicadores más importantes para medir el cumplimiento de promesas y la efectividad de los planes gubernamentales. La publicidad, las declaraciones, las fotos sonrientes de los funcionarios abrazando niños desnutridos o repartiendo bolsas de granos básicos, no cuentan. Los sectores más pobres y excluidos de la riqueza que se genera en el país, quieren ver cambios sustanciales en la situación económica y de seguridad.

Después de 18 meses del gobierno patriota, nos encontramos frente al deterioro del salario real de la clase trabajadora, y un aumento galopante en los precios de los productos que han disparado el costo de la canasta básica que ya no permite ni siquiera, “hacerle huevos al marido ni a los niños”, ni mucho menos aguantar a funcionarios que, en ministerios importantes, no han sido capaces de ejecutar los recursos con que cuentan, o distribuir alimentos almacenados mientras la muerte sigue merodeando las comunidades. Y si a ello agregamos el desempleo y la pérdida de esperanzas de millares de jóvenes que no encuentran una fuente de trabajo estable, podemos asegurar que la situación económica es desastrosa para un alto porcentaje de la población, y por eso no debe extrañarnos los suicidios de jóvenes y hasta niños en diferentes regiones del país y el aumento de la delincuencia, pues el hambre y la falta de oportunidades les hace presa fácil del narco y crimen organizado.

En materia de seguridad, no basta con llenarse la boca de haber “desarticulado 69 estructuras criminales, en su mayoría de pandillas juveniles”, si muchos de los peces gordos andan sueltos y los crímenes, la mayoría con armas de fuego, han aumentado en relación al año anterior. De nada, en materia de seguridad, ha servido la militarización del Estado y la sociedad y posiblemente de nada sirvan las 33 mil armas que se comprarán sin licitación, pues además de todo ello, este gobierno tiene cero en transparencia y la corrupción ha sido denunciada ampliamente.

Sabemos lo difícil que es gobernar un país en donde se acostumbra que otros manden y el Presidente ejecute “por las buenas” los planes que le presentan, o que adapte los que tiene en mente, a los intereses de los poderes fácticos. Pero sí es necesario, y todavía es tiempo, que el Presidente reflexione y trate de enderezar el barco implementando planes y políticas públicas efectivas, que beneficien a la población más pobre o, de lo contrario, la conflictividad social irá en aumento y no pueden seguir criminalizando y reprimiendo las justas protestas que genera la situación en que viven millones de seres humanos.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.