Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Diarios
Lo que Guatemala necesita es ¡precisamente!, de ideologías más puntuales, de ideólogos y de idearios
Por Mario Alberto Carrera - Guatemala, 6 de agosto de 2018
marioalbertocarrera @gmail.com

Prensa Libre del 25.7.18, p. 7, incluye una entrevista a Gustavo Porras en el que él, muy ladina y astutamente, da respuesta a unas preguntas que giran en torno a la figura de doña Thelma Aldana, virtual presidenciable, y que al Sr. Porras le parece -desde la enorme bola de cristal que él mágicamente maneja, más nigromante que “sociólogo”- como alguien que, políticamente, “no tiene mucho futuro”. Y “sin carisma”. Matiza ¡tan aviesa declaración!, afirmando que lo dice “casi por instinto”. Ello lo descarga, en parte, de la irresponsabilidad que tal afirmación reviste. Lo dijo ¡por instinto!, y medio en las nubes y no con la categoría de “sociólogo” y “politólogo” que el entrevistador le atribuye. ¿Abogado: U. Landívar? ¿Lic. en Sociología: Usac? ¿Maestría en París? ¡Y sólo un (1) libro publicado! Poca bibliografía para tantas ínfulas…

La pequeña entrevista, realizada por Manuel Hernández, tuvo la intención de preguntar a tan distinguido “sociólogo” (siempre alrededor de doña Thelma) por otros hechos que rodearon recientemente a la Exfiscal General: la reunión de San Salvador (mediáticamente muy conocida) y en torno a la convergencia -en tal encuentro- “de personas de varias corrientes ideológicas”, acaso tratando de forzar a su entrevistado para que hablara de las diversas tendencias de pensamiento que podrían estar haciendo presencia en la “Nueva oferta electoral”, como la titula, carnavalescamente, un encabezado reciente de elPeriódico.

De nuevo, el “sociólogo” Porras contesta de manera colosalmente ignorante de lo que experimentamos en Guatemala y en el mundo (quienes en verdad tenemos una cosmovisión no instintiva del Globo, sino filosófica y científica) acerca de lo que son las ideologías, las ideas políticas y las diversas corrientes de poder socioeconómico que manejan la Tierra y que, aunque sea pobremente, se reflejan en Guatemala. Indicándole Porras -a Hernández- me imagino que, de nuevo, de manera instintiva, así: “en el mundo actual desaparecieron las ideologías”. Y, siempre con la intención de descalificar de modo ruin a la señora Aldana, añade: “que quienes la rodean no tienen ideologías sino que están a favor del proceso de intervención (de los EE.UU) del cual ella forma parte”. Y adjetiva a la “potencia del Norte” como “hermana”. Al “politólogo” Porras ya se le olvidó lo que es una república hermana. Y yo le repregunto: ¿cuándo no hemos estado “intervenidos” (ocupados) por los EE.UU?

Voy a concluir –en esta primera entrega- rápidamente porque ya se me termina el espacio, así: Interpreto que el desprecio que por la señora Aldana manifiesta don Gustavo le viene de su servicial papel –hasta ahora muy bien devengado- de empleado del arzú-ayicinenismo, que lo rescató de la guerrilla hace ya muchos años, y quien aún le ordena (coda pérezmolinesca) ir en contra de una forma -nueva hoy- que asume la derecha centrista más progre y más al día. Porque la derecha se divide, en este momento, en dos claras vertientes: la Arzú-aycinenista; y la de los Gutiérrez Bosch -y un larguísimo etcétera convergente- a la cual posiblemente se adhiere (a) doña Thelma.

Y sobre las ideologías. ¡Nunca han estado tan vivas como ahora!, si entendemos por ideología el conjunto de ideas fundamentales que caracterizan una manera de pensar. O conjunto de ideas que alguien tiene sobre alguna cuestión trascendental, como política, religión, etc. (DLE y Diccionario de Uso del Español de María Moliner). En su Diccionario de Filosofía, Abbagnano dice: “Se entiende por ideología la total visión del mundo, de un grupo humano o una clase social”

Eso de que las ideologías han terminado y han llegado a su final -con la Historia- Porras lo toma –mal asimilado- de Francis Fukuyama, quien a su vez lo roba, mal digerido, de Hegel. interpretado pésimamente, por Alexandre Kojève.

Y todo porque Porras, a troche y moche, intentó empobrecer la brillante imagen de la Exfiscal, sin lograrlo.


www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.