Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Diarios
Declarados no gratos por la Universidad de San Carlos, por gremios campesinos y guatemaltecos de izquierdas en general
Por Mario Alberto Carrera - Guatemala, 18 de septiembre de 2018
marioalbertocarrera @gmail.com

Diarios

El término “non grato” pertenece a la jerga propia de la diplomacia y de las relaciones internacionales. Aparece varias veces como voz importante en la Convención de Viena, especialmente en su artículo 9 y rara vez ha saltado a las páginas de la Historia de Guatemala y del mundo mediático nacional. Sin embargo, ha sido durante el gobierno del Cómico que se ha convertido casi en revulsivo y su uso ha desatado una verdadero maremoto con terremoto.

En el delicado y precavido mundo de la geopolítica y su diplomacia, el término sólo se emplea “in extremis”, es decir, cuando de verdad las tensiones entre un país y otro han llegado a un punto sin retorno. Su uso para una delegación, o uno de sus miembros, debe darse solo cuando ya no hay solución. Esto es, cuando se está al borde una de guerra internacional o mundial.

Pero, en este país de aturdidas serpientes -como la canciller- y de cómicos que antes sólo hacían sketchs de televisión y a ratos perdidos iban a mal ganar cursos en la universidad, los hechos, las cosas y la acciones más onírico kafkianas, pueden arrojarse. Así como esta es la tierra que ha producido -en positivo- un narrativa del realismo mágico, así ¡en negativo como hoy!, puede fabricar y fabrica los sainetes más grotescos, como esta alucinación infernal y descabellada de declarar a Iván Velásquez no grato, poniendo de cabeza la Convención de Viena, que casi me aprendí de memoria cuando fui embajador en Italia y otros países.

Por supuesto que la aturdida serpiente y el pobrecito Cómico de la legua no están solos en este aquelarre. Los apoya el Ejército que en general se preocupa más de hacer buenos negocios y por una oligarquía a la que ni siquiera puede etiquetársele con el membrete de despotismo ilustrado. Pero tras todo este tumbe, trastumbe y derrumbe diplomático, tenemos que detectar las consejeras figuras de Arenales, Skinner y Valladares, emparentados los tres. Todo un concierto de aycinenistas “nepóticos” que guían al circense señor, desde que todos los magnates del país comenzaron a sentir pasos de animal grande tras ellos.

Mas ahora la tortilla dio vuelta un poquito. El rector de la Universidad de S. Carlos, Ing. Murphy Paiz y el Concejo Superior, han declarado no gratos al señor Jafeth y al “Licdo”. Jimmy Morales, exsancarlistas, digo yo. Antes o después han hecho lo propio algunas organizaciones y comités campesinos, la AEU y su valiente Lenina García, y todos lo que aún tenemos dignidad.

Sin embargo, creo que a Jafeth y a Jimmy lo de no gratos es poco. Yo los declararía repugnantes, repelentes, repulsivos e indeseables.
Mucho me alegra la decisión del Consejo Superior de la San Carlos, porque veo de nuevo ¡con esperanza!, reaparecer los días de Carlos Martínez Durán –en el aspecto académico. Y, en otro -en el político- los de Rafael Cuevas del Cid. Tras casi tres de décadas de servicio docente y administrativo en esa Casa, me vuelvo a sentir muy orgulloso de ser catedrático jubilado de ella.


www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.