Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Diarios
El valiente y fundado desaf ío de la exfiscal Thelma Aldana a un grupito que tiembla por interpósita persona y por ellos mismos (1)
Por Mario Alberto Carrera - Guatemala, 12 de octubre de 2018
marioalbertocarrera @gmail.com

El casi judicializado diputado Felipe Alejos montó una tramoya en el Congreso –aprovechándose de que momentáneamente ejercía de Presidente- para integrar una comisión investigadora en torno a la compra del ya famoso edificio de la zona 5, para ampliar las instalaciones del MP. Según él y su grupito –mediante su alucinado proyecto- podrían llevar a los tribunales a Da. Thelma Aldana.

Pero el proyecto de marras –conducido fogosa y osadamente por el señor Juan Ramón Lau- sólo ha servido –enrostrado a la opinión pública- para exhibir como retorcidos a los ponentes.

Para cualquiera que tenga dos dedos de frente, es decir, que posea un poco de sentido común -y por los diversos contextos políticos que se ofrecen claramente- son obvias las intenciones oscuras de la comisión. No es el interés por el bien común quien los guía, sino los intereses creados del grupúsculo y los intereses -de otros- por interpósita persona.

El señor Lau -quien dicho sea de paso era empleado y aguerrido y alentado miembro del sindicato del Organismo Judicial cuando Da. Thelma Aldana fue magistrada y Presidenta del mismo- se basa para enderezar –ahigadado- las acciones en contra de la exfiscal (dijo él en entrevista) en el Artículo 171 de la Constitución, Artículo que es casi tan largo y tan ancho y tan vago y undívago, como China y Rusia Juntas. Hay que llegar al inciso m) para encontrar –tal vez- el argumento de la excéntrica comisión. ¿Y por qué razono así? Pues porque en ese inciso cabe casi cualquier cosa, para investigar y fiscalizar –de parte del Congreso- todo asunto de la administración pública, lesivo. Y este no es el caso.

Es evidente que esta comisión del congreso (que intenta procesar a la Licda. Aldana) nació muerta por asfixia de mala fe. El público lector, auditor o televidente (y además de boca a boca) comenta el sentido de represalia que desde su concepción, el engendro poseía con aromas macabros. Alejos, su gestor principal, es perseguido por la justicia y a un paso está de ser llevado ante el juez y seguir la andadura de la quinceañera Baldetti. Y ante tan justa persecución -creo que ya iniciada en tiempos de la Licda. Aldana en el MP.- Filipao (buen jugador en todo los campos del pecado) respirando venganza quiso cebarse en la exfiscal pero, otra vez como se dice, le salió el tiro por la culata sonoramente.

Para contestar a todo este infundio y amañado proceso ¡lastimosamente!, del Congreso (porque Alejos y Lau y Etc. son diputados) Thelma Aldana ha respondido, en su cuenta de Twitter, a los osados diputados que la intentan acobardar, desbordado talento jurídico –en España se le califica certeramente como una de las mejores juristas de América- con valentía y fundamento al decir, por ejemplo:

“Durante meses he sido objeto de calumnias y, en las últimas semanas, de ilegales intentos de someterme a un juicio político dirigido por los intereses de un diputado señalado en casos de corrupción, que conformó una comisión ilegal e inmoral con otros legisladores cuestionados.”

El próximo lunes terminaré con este tema de tanta trascendencia jurídica y nacional.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.