Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Diarios
Thelma Aldana en las aterradas y retorcidas pupilas del Jimmy Inmorales, y otras hierbas de fin de año
Por Mario Alberto Carrera - Guatemala, 26 de diciembre de 2018
marioalbertocarrera @gmail.com

Diarios

1

La imagen (que es sinónimo de icono) de la exfiscal general de la República, doña Thelma Aldana, produce ¡no cabe la menor duda!, una verdadera perturbación mental en el mini cerebro de quien, para nuestro infortunio, gestiona –indigesto de poder- la nación.

Un grave trastorno es el amo y señor de la demente-mente del gobernante que, a los ojos de quien medianamente conozca lo más elemental de la Psiquiatría, lo definiría como un claro caso de delirio de persecución, que se agrava conforme pasan los días hacia la culminación de su “desgobernanza”. Y las razones de tal alucinante estado son muy claras: el terror a caer -bajo persecución penal- por los muchos delitos por los que ya ha sido encausado –y de los que lo ha liberado el “honradísimo” Congreso- y por los que dentro de poco se le perseguirá aún más, si la exjefa del MP. ascendiera a la presidencia y si la Cicig. vuelve al país triunfante y más entusiasmada que antes…

“Jimmy arremete contra Aldana”, reza el titular mayor de la sección Cinco Minutos, de elPeriódico (19.12.18). Y es que un día antes –en una de sus payasadas cotidianas en la bombástica inauguración de un trocito de carretera- el jefe de la “desgobernanza” y comandante general del Ejército Nacional, el señor Inmorales, en un pronto aparentemente sin causa, arremete contra doña Thelma, sacándose de la manga de payaso -que no de mago- el manoseado asunto de un edificio en la zona 5 que ella compró durante su gestión, para preguntarse (en dislocado soliloquio) que ¿por qué no se le persigue a ella penalmente? ¿Y que dónde está? Y él mismo se contesta (con una respuesta que en realidad no corresponde a la pregunta que él mismo se ha hecho) que de seguro (ella) anda por allí viajando o haciéndose propaganda.

Cualquier analista de semiótica elemental, y que asimismo supiese algo de psicología clínica, podría encontrar en el “discurso” de Inmorales no solamente deliro de persecución sino también delirio de grandeza. Y, unidos los dos hechos delirantes, un “discurso” demencial que revela los terrores (seguramente en sueños-pesadillas) y en vigilia, que le produce la posibilidad de que doña Thelma y don Iván –la díada prodigiosa- retornen vencedores.

Tras los triunfales premios concedidos a los dos: el Wola y el Nobel Alternativo, Velásquez y Aldana han sido ubicados -por quienes presiden los “países donantes”, como se les llama- y sus representantes, en señalado y prestigioso lugar. Nadie puede en este sentido, derribar los brillantes iconos de estos dos personajes que han enviado a muchos a la cárcel “de primera” del Zavala, empezando por el comandante Tito Arias -virrey de los gélidos kaibiles- y terminando con sus más viles lacayos.

La imaginación aterrorizada y poseída por las tribulaciones de un proceso adelantado en nuestra mente, lleva a la demencia persecutoria. Y esto es lo que le está pasando al malhadado Inmorales, quien por ello podría ser declarado mentalmente incapacitado por el Congreso.

A tales despropósitos alucinados y propios del delirio, doña Thelma, juiciosa y serena, ha respondido: “Aquí estoy en mi país, con total solvencia, dispuesta a enfrentar al Pacto de Corruptos”.

Para Inmorales, Aldana y Velásquez son como dos espíritus justicieros que se apropian de sus pesadillas. Y el pueblo de Guatemala espera que esas pesadillas virtuales, se conviertan en traje naranja y pelotas en las patas. Y así será. Preparate para ir a hacer tus sketchs a Pavón y Pavoncito, con tus cuates…

2

Pero Inmorales Cabrera –el más orate Presidente de la Historia Patria- no se anda sólo con chiquitas. Así podríamos -con benevolencia- calificar el exabrupto –como caído del aire y de sus ausencias cerebrales- la lectura del “discurso” en el que se preguntaba “¿en dónde está la señora?” (refiriéndose a su malquerida exfiscal). Y dándose –él mismo- un montón de inconexas y disociadas respuestas, tal y como lo comenté el último sábado. Pero, de ¡grandota, inmensa y desentrañada!, la acción de perseguir a 11 profesionales funcionarios de su ¡aún más detestada y hostilizada! Cicig. Una especie de puntilla al desafío que ha sido el mantener a Iván Velásquez fuera del país, pese a la orden del la Corte de

Constitucionalidad, de que le permita –el Gobierno- el ingreso a Guatemala. Esto, unido al último affaire con doña Thelma, que ha sido considerado por el periodismo nacional –en general- como “arremetida” en contra de ella, se presenta y pinta como última y consiguiente batalla que el Ejecutivo arrostra a Naciones Unidas, en total desafío a los convenios signados por la UNU y Guatemala, en el asunto de la Cicig.

Suma y sigue. A lo anterior vienen a añadirse rumores de toda naturaleza y algunos medio descabellados (pero no en Guatekafka que es surrealista y mágica por naturaleza y esencia) tierra de dictadores y señores presidentes, autoritarismo y fascismo a ultranza, donde ya Bolsonaro vivió anticipadamente. Me refiero a que se rumorea ¿la disolución, la disociación, la cancelación o el descalandrajar?, de la Corte de Constitucionalidad y -algunos más atrevidos en esto de montar relatos kafkianos- la demolición misma de la Corte Suprema de Justicia, a manos del Mono resucitado, y su alter ego el orate colosal llamado Jimmy Inmorales. Esto es, el arzuísmo más argeñado: la más extrema derecha, con el Señor de Esquipulas como profeta y patrón de la Liberación, inspirados por las falanges españolas de Franco, Hitler y Mussolini. Es decir: Jair Bolsonaro.

Jair Bolsonaro: kaibil brasileño, capitán, racista y misógino, que sería el icono a seguir en las elecciones del 19, si Inmorales y sus cuadrillas arzuístas logran imponer de nuevo el modelo neolioberal de extrema derecha y, con ello, deponer todo proyecto en el que pudieran salir triunfantes Thelma Aldana y, desde lejos, Iván Velásquez. Que a ello me referiré:

Las baterías de la ultra derecha conservadora están dirigidas en contra de todo progreso social (ista) y aún de izquierda moderada. Y por lo tanto, a manipular a troche y moche, el próximo evento eleccionario. Y acaso, si este pintara desventajoso para ella (para la derecha medieval) no llegar a elecciones y perpetuarse en el poder ¡ya!, acaso dando golpes de Estado escalonados. Anulando realmente o de facto la institucionalidad de la Nación. Que ya lo hemos vivido al desconocer el ejecutivo lo ordenado –respecto de Velásquez- por la Corte de Constitucionalidad, cuya jurisdicción es privativa, por lo cual sus mandatos son Non plus ultra. Pero el pobre Jimmy, qué sabe de latines…

El fin de año se presenta mal ¡muy mal!, para la democracia incipiente de Guatemala que comienza o comenzaba a aflorar. La izquierda sigue ahogada, no levanta cabeza. El Ejército la atosigó para siempre… Y la derecha se divide en dos ¡y es lo único que hay! Una, de derecha/derecha-medieval, y la otra democratizante y progresista y, acaso, con cierta sensibilidad social. A esta última es a la que debemos apelar y apoyar. Al menos detesta al payasete y simpatiza con Iván.


www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.