Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El otro ALCA
Por Marielos Monzón - Guatemala, 12 de octubre de 2004

“ Estamos creando una nueva geografía del comercio mundial”
Lula Da Silva

Las relaciones políticas de los países de América Latina con las potencias dominantes en el mundo, están al rojo vivo. Movimientos estratégicos para lograr un grado mayor de independencia, se están procesando y a pesar que tienen múltiples voceros, tienen un estratega común: Brasil.

Mientras los medios de comunicación ocupan sus espacios con el escándalo de la OEA y la renuncia del costarricense Miguel Ángel Rodríguez, en América del Sur se avanza en la unidad y se hacen propuestas impensables, hace dos años atrás.

Según analistas de varios países, estamos asistiendo a un estancamiento de EE.UU. en su política hacia América Latina. El ALCA es un fracaso estruendoso y la alternativa de acuerdos de libre comercio bilaterales o regionales, está enfrentando serias dificultades. EE.UU. parece decidido a jugar con fuerza en la OEA y todos los candidatos que se manejan para suceder a Rodríguez, son cercanos a sus posiciones, desde el ex presidente salvadoreño, Francisco Flores, hasta el actual canciller uruguayo Didier Opertti.

Los países latinoamericanos no se limitan a responder a las iniciativas del Departamento de Estado y generan nuevos escenarios. El Mercosur, con un fuerte liderazgo de Brasil y Argentina, ha lanzado una agresiva política de acuerdos comerciales en toda la región.

Está a punto de firmar uno con la Comunidad Andina de Naciones (CAN), lo que significaría un mercado común de todos los países sudamericanos. También ha ofrecido esa posibilidad a los países centroamericanos y en especial a Guatemala.

Pero la novedad más importante, surgió hace pocos días en Brasilia, después de una reunión entre el presidente Lula, el canciller de Brasil, Celso Amorín, y el presidente del Consejo Permanente del Mercosur, Eduardo Duhalde. La idea es conformar un ALCA, pero sin EE.UU.

Incluso se llegó a hablar de una unión aduanera con tarifas externas comunes. La idea está tan avanzada, que ya se manejan nombres, según reflejaron diarios argentinos y brasileños: Comunidad Sudamericana de Naciones o Unión de América del Sur.

Lo que se pretende va mucho más allá del plano económico y se busca una unidad política y de infraestructura. Se han dado pasos muy concretos hacia eso, como el financiamiento que el Banco de Desarrollo de Brasil da a obras de infraestructura de la región y los proyectos para conformar una empresa petrolera común, uniendo las empresas estatales de Argentina, Brasil y Venezuela, abiertas a todo el resto de los países de la región.

La noticia, silenciada por las cadenas internacionales, cayó como una bomba en Washington, pero hasta ahora no se observa otra reacción, más allá de aumentar las presiones para evitar adhesiones a la misma.

Tomado de Prensa Libre - www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.