Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El efecto Lula
Por Marielos Monzón - Guatemala, 20 de septiembre de 2005
marielosmonzon@hotmail.com

“La lucha contra el hambre es mi compromiso de vida y la política central de mi gobierno”, Lula.

La visita del presidente brasileño, Luis Inácio Lula Da Silva, ha tenido un fuerte impacto en Guatemala, y seguramente se extenderá a toda la región. El gobierno de Lula ha introducido un giro a la tradicionalmente activa diplomacia brasileña. Abanderado de la integración latinoamericana, Lula ha relanzado las relaciones Sur-Sur, buscando juntar esfuerzos para tener un diálogo de iguales con las potencias; ha colocado los temas del hambre y la pobreza como puntos fundamentales de la agenda internacional, respaldado por la prioridad absoluta que le ha dado al Plan Hambre Cero, en su política interna.

El peso político de Lula y el crecimiento de la influencia de Brasil en Centroamérica pueden implicar un cambio importante en la correlación de fuerzas y empezar a recorrer los caminos de integración real entre América del Sur y Centroamérica.

El propio presidente Óscar Berger reconoció la importancia del liderazgo de Lula y afirmó que ha tenido una influencia decisiva para colocar los temas del hambre y la pobreza como centrales en la agenda internacional. El fortalecimiento de la relación con Brasil otorga equilibrio y compensa la dependencia con Estados Unidos de Guatemala en el terreno internacional.

La visita de Lula a Guatemala dio frutos concretos: en el terreno político, una profundización de las relaciones bilaterales, que se expresa claramente en la Declaración Conjunta y especialmente en la ratificación de la participación de Guatemala en el G-20; en el terreno institucional, la firma de al menos cinco convenios de colaboración; en el terreno económico, la realización del Primer Encuentro Empresarial de Brasil con los países del SICA.

Resta saber cuánto aplicaremos en Guatemala del Plan Hambre Cero, que trasciende el asistencialismo y apuesta a medidas integrales de redistribución del ingreso; y en lo referente al combate al SIDA, cuándo consideraremos a los medicamentos como parte de las políticas de salud y enfrentaremos a las transnacionales, obligándolas a bajar los precios.

Por ahora, hay que destacar la visita de un líder de talla mundial, que viene del sur y encarna una propuesta de transformación. En estos momentos enfrenta, por cierto, una difícil crisis política interna, que muestra que la corrupción y las tentaciones del poder no distinguen ideologías; pero busca superarla y mantiene como prioridades de su accionar interno y externo la lucha contra las peores lacras de nuestra sociedad: la pobreza y el hambre.

Una agenda bastante más cercana a nuestras necesidades que la obsesión por el terrorismo y el libre comercio que nos impone el Norte.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.