Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Genéricos: más de lo mismo
Por Marielos Monzón - Guatemala, 21 de febrero de 2007
marielosmonzon@hotmail.com

En el MAGA existen 260 moléculas registradas, de las cuales el 98 por ciento tiene patente vencida.

Garantizar la seguridad alimentaria de la población es una tarea impostergable. Una política de seguridad alimentaria integral tiene varias líneas estratégicas, y una de ellas tiene que ver con la posibilidad de acceder a productos de alta calidad y bajo precio que permitan obtener una buena cosecha.

Los programas de entrega de fertilizantes a familias campesinas, así como el acceso universal y equitativo a este tipo de productos, son dos componentes esenciales.

Sin embargo, desde hace más de dos años, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) suspendió unilateralmente los trámites de registro para productos agroquímicos genéricos. De no resolverse esta situación, quedarán en el mercado sólo los productos distribuidos por las empresas transnacionales.

El monopolio de la venta y comercialización trae consigo, automáticamente, la elevación de los precios, y quita cualquier posibilidad a los pequeños agricultores de tener acceso a productos para el mejoramiento de sus cosechas; por otra parte, se imposibilita la atención gubernamental a un mayor número de familias y comunidades.

Una vez más, tal como sucede en el tema de salud, las empresas transnacionales se las agencian para ser las distribuidoras casi exclusivas del Estado y para garantizar un oligopolio en el mercado, en detrimento de los intereses de la población. Y, como siempre, lo primero que se hace, es sacar el sambenito de la “calidad” para asustar con el petate del muerto.

Las empresas multinacionales gozan de una protección de 20 años antes que puedan fabricarse productos genéricos utilizando su información; en Guatemala, esta protección incluso se aumentó después de la firma del DR-CAFTA. Por eso, resulta inaudito que, vencido este plazo, sea el propio Gobierno el que ponga trabas a los productores de genéricos nacionales para registrarse.

Cuando un producto es nuevo, el proceso de registro se efectúa por medio de lo que se conoce como “data completa”; sin embargo, cuando el mismo ya se ha utilizado durante muchos años, lo que se realiza es un registro “por equivalencia”, que permite constatar que un producto genérico es equivalente a un producto de marca, mediante un perfil de referencia.

Este procedimiento, avalado en muchos países por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, ha permitido abaratar los costos de la producción agrícola. Sin ir muy lejos, Costa Rica acaba de aprobar un mecanismo de registro por equivalencias mediante un acuerdo entre productores de genéricos, empresas transnacionales y el Gobierno. Pero aquí, las transnacionales se niegan a entregar sus perfiles de referencia, y el Gobierno se hace de la vista gorda, en claro detrimento de los intereses de la población.

Fuente: www.prensalibre.com - 200207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.