Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El retorno
Por Marielos Monzón - Guatemala, 3 de abril de 2007
marielosmonzon@hotmail.com

Refugiados guatemaltecos en Bolivia: “Guatemala, venimos para caminar contigo”.

1981 fue un año duro para muchas familias guatemaltecas. El inicio de la política de tierra arrasada, con el gobierno de Romeo Lucas, nos marcó la vida para siempre.

Asesinatos, violaciones, ejecuciones y detenciones extrajudiciales, masacres, torturas y persecución, fueron los hechos que se repitieron y que trajeron como consecuencia el éxodo de miles de compatriotas que buscaron, en las selvas y montañas de Guatemala y en los países vecinos, un lugar para preservar sus vidas.

Sin embargo, dentro de las tácticas del terror, la persecución aun en el refugio fue la constante, y así surgieron las Comunidades de Población en Resistencia, acosadas por el Ejército y los paramilitares guatemaltecos.

También fuera de nuestras fronteras, los ejércitos establecieron mecanismos de control y persecución en sus territorios, en el marco de la Doctrina de Seguridad Nacional.

Fue así como un grupo de guatemaltecos refugiados en Honduras debió salir a Bolivia en 1983, bajo la protección de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), luego de que fueran secuestrados y torturados por militares que incursionaron en los campamentos habilitados.

Veinticuatro años después, junto a hijos, nietos y compañeros de vida, vuelven a Guatemala a recuperar la vida que les fue arrebatada. El trabajo de acompañamiento y gestión de los miembros del Centro Padre Hermógenes López y de la Pastoral de la Movilidad Humana, que permitió concretar el retorno, debe ser reconocido y valorado.

Ahora es cuando se inicia el proceso de resarcimiento integral para estas familias. El Gobierno deberá demostrar su voluntad de acompañarlas, no solamente brindándoles asesoría técnica para los proyectos económicos que emprendan, sino procesos de reparación psicosocial personal y comunitaria, que contemplan, entre otros aspectos, acceso a la justicia y a la verdad histórica.

La atención que el retorno de estas familias guatemalteco-bolivianas ha despertado permite abrir un espacio para examinar la situación que afrontan en la actualidad las comunidades de retornados en Guatemala, muchas de las cuales han alzado su voz para denunciar el abandono y la exclusión de las que han sido objeto desde su regreso al país.

La pobreza en la que están sumidas y la falta de oportunidades para desarrollarse integralmente tienen a estas familias prácticamente al borde de un nuevo exilio.

Las familias de retornados merecen encontrar en su país una respuesta solidaria e integral, acorde con la dignidad y el coraje demostrados que les permitieron, aun en las peores circunstancias, sobrevivir, y que las trajeron de regreso a Guatemala.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.