Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mujeres: Violencia e impunidad
Por Marielos Monzón - Guatemala, 18 de abril de 2007
marielosmonzon@hotmail.com

Eurodiputado Raúl Romera: “Nosotros también somos ellas”.

Entre enero y marzo de este año, en Guatemala han sido asesinadas 158 mujeres. Algunos intentan que sus muertes sean vistas únicamente como parte de la espiral de violencia que azota nuestro país, y señalan que “un asesinato sea de hombre o mujer es un asesinato”, y no hay que darle un tratamiento especial.

Lo que no quiere entenderse es que a las mujeres se les está matando por el hecho de ser mujeres, y las vejaciones que sufren (violación, mutilación de alguno de sus miembros, tortura) y la forma como se les asesina tiene que ver con su condición de género.

Esto no tiene otro nombre que femicidio, delito que la feminista y diputada mexicana Marcela Lagarde define como un crimen de Estado que se produce tanto en condiciones de guerra como de paz; un crimen de odio contra las mujeres, acunado en una enorme tolerancia social y estatal ante la violencia genérica.

Hay femicidio, dice Lagarde, cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no les crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa y en los espacios de trabajo, de tránsito o de esparcimiento.

Suceden los femicidios cuando las autoridades no realizan con eficiencia sus funciones para prevenirlos, evitarlos y sancionarlos. El ambiente ideológico y social del machismo y la misoginia alientan estos crímenes.

En Guatemala, la impunidad y la tolerancia son los alicientes perfectos para que los femicidios sigan cometiéndose.

En el foro Mujeres en Guatemala: entre la violencia y la impunidad, el eurodiputado Raúl Romera, presidente de la Comisión de la Mujer del Parlamento Europeo, afirmó: “El femicidio tiene una dimensión universal, y no es un tema que sólo corresponda a las mujeres. Ningún asesinato debe quedar impune; el femicidio no puede tolerarse”.

Para Romera, es preciso abordar el problema desde una visión multidisciplinaria y con acciones concretas, que incluyen la creación de marcos legales punitivos, la eliminación de la dependencia económica de las mujeres, el fortalecimiento institucional de las instancias para prevenir y erradicar la violencia y un sistema judicial con garantías.

Uno de los problemas centrales que afrontamos en Guatemala y que nos impide seguir estas recomendaciones es la indiferencia con que el femicidio es visto por legisladores, operadores de justicia y autoridades de sexo masculino.

Otra gran barrera la constituye la aceptación de los roles tradicionales de los hombres y las mujeres, que son reforzados cotidianamente por instituciones como las iglesias, las escuelas y los medios de comunicación.

Queda claro que la erradicación del femicidio requiere un abordaje urgente e integral y que la voluntad política es un elemento fundamental para impulsarlo.

Fuente: www.prensalibre.com - 170407


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.