Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Defender los DD.HH.
Por Marielos Monzón - Guatemala, 3 de julio de 2007
marielosmonzon@hotmail.com

Embajadora Bea Ten Tuscher: “La respuesta que reciben las y los defensores a su trabajo han sido más amenazas e intimidaciones”.

El 9 de diciembre de 1998, la Asamblea General de la ONU aprobó una Declaración que, entre otras cosas, reconoce la valiosa labor de las defensoras y defensores de derechos humanos, e insta a los Estados miembros a garantizar las condiciones para el libre ejercicio de esta tarea.

Guatemala es signataria de esta Declaración y, sin embargo, durante los últimos siete años, defensoras y defensores de derechos humanos han sufrido acoso, hostigamiento, amenazas, torturas, desapariciones e incluso asesinatos. De acuerdo con datos de las organizaciones que trabajan en el tema, desde el año 2000 se han registrado mil 124 ataques de diferente tipo en contra de organizaciones y sus miembros.

Los defensores y defensoras más atacados, durante los últimos años, son quienes se dedican a trabajar por los derechos económicos sociales y culturales de la población, es decir, los derechos de libre sindicalización, acceso a la tierra y defensa de la naturaleza, por ejemplo.

Del total de ataques, el 40 por ciento se ha dirigido contra este sector. El asesinato de Israel Carías Ortiz, quien fue ultimado junto a sus dos pequeños hijos, y trabajaba en proyectos para promover el desarrollo y la legalización de tierras en su comunidad, es un ejemplo de lo anterior.

También las y los defensores que se dedican a promover los derechos de memoria, verdad histórica y justicia han sido fuertemente acosados. Los casos alcanzan el 31 por ciento del total de ataques. Especial preocupación merecen los recientes actos de intimidación contra las organizaciones que apoyan a las mujeres que han sufrido violación sexual, tanto durante el conflicto armado interno, como en las comisarías de la PNC en la actualidad.

Ante esta situación, la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (Oacdh) convocó a un acto público de rechazo a los ataques contra las y los defensores de derechos humanos, e instó a las instituciones del Estado a implementar “nuevas medidas de protección efectivas” frente a estos ataques.

En la actividad, María Eugenia Morales, procuradora adjunta de la PDH, expresó: “Colaboramos con la impunidad las instituciones que no cumplimos con nuestro mandato”. Por su parte, Anders Kompass, representante de la Oacdh, señaló: “Cada vez más la labor de los defensores y defensoras es objeto de obstrucción (...); en Guatemala estos ataques no son casos aislados, hay un patrón de hostigamiento”.

El trabajo de las y los defensores de derechos humanos es fundamental para la construcción de la paz, la justicia y la democracia en el país. La respuesta a su labor no puede ser la represión ni los ataques. El Estado de Guatemala está obligado a garantizar seguridad y promover respeto a sus acciones, y terminar con la impunidad que rodea estos ataques.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.