Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Justicia para Juana Méndez
Por Marielos Monzón - Guatemala,17 de julio de 2007
marielosmonzon@hotmail.com

Juana Méndez: “No tengo miedo, quiero que se haga justicia porque quiero sanarme”.

El 20 de diciembre del año 2004, la señora Juana Méndez, una mujer indígena maya k’iche’, de 42 años y madre de 11 hijos, fue detenida por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y enviada al Centro de Detención de Chimaltenango.

El 17 de enero de 2005 fue trasladada a Nebaj, Quiché, para que presentara su primera declaración en el Juzgado de Primera Instancia de la localidad. Con el argumento de que el juzgado se encontraba cerrado, los agentes de la PNC la llevaron hasta la comisaría.

Durante la noche, doña Juana fue torturada y violada. Varios agentes, en estado de ebriedad, le pusieron una pistola en la cabeza, la hostigaron, la insultaron y la desnudaron; luego de la violación, la obligaron a caminar desnuda por la comisaría.

De todo lo anterior existen varios testigos, entre ellos, un agente de la PNC que declaró lo sucedido y está amenazado de muerte.

Al día siguiente, Juana Méndez denunció los hechos ante el juez quien solicitó la declaración de varios testigos. Un agente de la PNC afirmó haber presenciado el abuso sexual contra doña Juana; varias personas detenidas en la comisaría de Nebaj informaron que escucharon los gritos y el llanto de una mujer, y vieron cómo la habían obligado a bañarse.

El Ministerio Público pidió la orden de captura para dos de los tres acusados, y el juez la autorizó. El 14 de febrero de este año fue detenido el agente Antonio Rutilo Matías López, mientras que Nery Osberto Aldana Rodríguez aún está pendiente de captura.

El Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales (Iccpg), a través del programa Justicia Penal y Género, ha acompañado a Juana Méndez en todo este proceso. Presentó el caso en el Tribunal Disciplinario de la PNC, que declaró a Aldana Rodríguez y Matías López responsables de tortura.

También dejó abierta la investigación para determinar la responsabilidad de otros miembros de la comisaría en los hechos. Asimismo, ordenó indagar al investigador Raúl Flores Esquivel por dejar fuera de la acusación a Gilberto Pereira, el tercer policía al que doña Juana y varios testigos acusan directamente de haber participado en la violación.

A partir de este caso, Juana Méndez, los testigos de los hechos y el equipo del Iccpg han sido amenazados de muerte. En los últimos cinco meses se contabilizan cerca de 30 ataques directos que incluyen vigilancia, persecución, secuestros, allanamientos, disparos, intercepción de vehículos y agresiones físicas.

De acuerdo con una investigación del Iccpg, el 72 por ciento de las mujeres en detención preventiva son víctimas de violencia, y el 25 por ciento son violadas u hostigadas sexualmente. Juana Méndez es una mujer valiente que se atrevió a denunciar y que hoy exige justicia.

Lo menos que se requiere es un fallo condenatorio que siente un precedente y medidas urgentes para frenar la tortura y el abuso sexual contra las personas detenidas.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.