Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Aprovechar el momento
Por Marielos Monzón - Guatemala, 20 de noviembre de 2007

Michelle Bachelet: “Tendremos viabilidad regional, cuando alcancemos la cohesión social”.

Hay momentos en la vida política de un país que pueden considerarse como un “parte aguas”. El informe de la Comisión de Esclarecimiento Histórico, donde se calificó como genocidio lo ocurrido durante el conflicto armado, es uno.

La negociación y firma de los acuerdos de paz es otro. El trabajo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) podría llegar a serlo.

Estos procesos, que de alguna forma marcan un antes y un después, han permitido fortalecer nuestra endeble institucionalidad democrática, lo que, en un país como Guatemala, no es un detalle menor.

Los problemas históricos que afrontamos y que hay que resolver, so pena de encontrarnos en pocos años en una conflictividad irreversible, ameritan decisión y firmeza políticas.

Es este momento, en que se da un proceso de transición y en donde cumple un papel importante la legitimidad y respaldo popular hacia una nueva administración, cuando hay que impulsar las iniciativas trascendentes.

La convocatoria a un gran diálogo social –con dos condiciones fundamentales: garantizar la representatividad de todos los sectores y hacer vinculantes los acuerdos– parece ser una salida viable, en un panorama tan desolador como el guatemalteco.

Que haya quienes todavía piensen que tenemos viabilidad como país, manteniendo las condiciones económicas, políticas y sociales actuales, parece increíble.

Es imposible avanzar cuando siete de cada 10 personas son pobres, cuando cinco de cada 10 niños están crónicamente desnutridos, cuando el número de guardias privados de seguridad triplica a los agentes de la Policía Nacional Civil, cuando cada año se asesina a más de 500 mujeres, cuando la brecha entre el salario mínimo y la canasta básica se acrecienta, cuando el Estado es incapaz de atender las necesidades esenciales, porque la carga tributaria es una de las más bajas de América Latina, o cuando de 295 mil delitos cometidos, durante el 2007, sólo se dictan 240 sentencias.

Por supuesto que mantener el estado actual de las cosas no es malo para todo el mundo, hay grupos e individuos que se ven altamente beneficiados con que nada cambie. Hay quienes sacan provecho personal y sectorial de la debilidad y captura del Estado, de la desigualdad, de la explotación laboral, de la privatización de lo público, de la concentración de la tierra y la riqueza, de la negación del racismo, de la perpetuidad de la pobreza.

El gran reto lanzado en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile es que seamos capaces, como región y como nación, de alcanzar la cohesión social a través de la promoción de instancias de diálogo social y consenso.

Las condiciones actuales de Guatemala permiten iniciar este proceso; hacen falta voluntad política y visión de nación, para no desaprovechar el momento.

Fuente: www.prensalibre.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.