Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Literatura o periodismo
Por Margarita Carrera - Guatemala, 29 de octubre de 2004

Urízar da un ejemplo de cómo periodismo y literatura van de la mano.

“Con el frío de Xela en la piel, Miqueas, un niño de 11 años, esperaba con impaciencia saber de su madre. No la veía desde que les desalojaron de la finca Nueva Linda, donde también vio cómo mataron a su hermano Natanael, de 16 años. Mientras tanto, revivió la experiencia de aquella masacre, de la voz de dos indígenas que entre llantos y reclamos hablaron de un problema que muchos se niegan a reconocer...”.

Así inicia el reportaje “Detrás del desalojo en Retalhuleu”, la periodista guatemalteca Jacqui Torres Urízar (“La Cuerda”, octubre 2004). De todo cuanto he leído sobre los sucesos en el desalojo de la finca en mención, ninguno me ha parecido tan vívido, real y dramático como el de Urízar.

Un excelente ejemplo de cómo periodismo y literatura pueden ir de la mano al denunciar los sufrimientos de las campesinas indígenas.

El reportaje se inicia con una breve narración que atrapa al lector desde su inicio. Otra periodista guatemalteca, Silvia Gereda, habla en su tesis de licenciatura en letras de la Universidad del Valle, de cómo la literatura viene siendo una herramienta indispensable para el periodista.

Toma, entre otros, el ejemplo de García Márquez: “Es imposible dividir esquemáticamente la vida de García Márquez entre el periodista y el escritor”.

Y cita el ensayo de este llamado, “El mejor oficio del mundo”, en donde afirma que “Por la escueta narración se llega más al corazón de los lectores que por los análisis o por las metáforas”.

Esto es cabalmente lo que logra Urízar, quien con un lenguaje claro y directo nos coloca abruptamente en la trágica escena que vivieron las familias asentadas en Nueva Linda. Pero tal escena es el pan de cada día: “En la costa sur los finqueros tratan como animales a los campesinos; si alguien está en su camino, le echan los carros encima o le disperan, y si reclaman sus derechos son desaparecidos”.

Este tipo de reportaje no es nuevo en Guatemala. Gómez Carrillo y Miguel Ángel Asturias hicieron uso de él. Gereda cita a Tito Monterroso: “pero ¿qué fue Miguel Ángel Asturias sino a la vez un periodista y un poeta y un narrador extraordinario?

¿Quién fundó el periodismo moderno en Guatemala sino el poeta más grande de su época en nuestro idioma, Rubén Darío? ¿No fue periodismo lo que hizo toda su vida nuestro mayor prosista, Enrique Gómez Carrillo, periodismo que con el tiempo se convierte en literatura del más alto nivel?”.

Sin embargo -cita Gereda- si bien a los periodistas literarios se les permite hacer uso de su creatividad, les es prohibido inventar nada.

Tomado del diario Prensa Libre- www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.