Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Chistes racistas
Por Margarita Carrera - Guatemala, 17 diciembre de 2004

Los chistes contra Rigoberta Menchú son una manera de manifestar nuestro racismo.

Cuando yo era niña solía escuchar chistes a costa de árabes (despectivamente llamados “turcos”) y de judíos.

Generalmente, cuando se aludía a los primeros, se imitaba su acento al hablar el español y se hacía referencia a su oficio de comerciante. Cuando se aludía a los judíos, era para hacer hincapié en la avaricia.

“Ya parecés turco de la octava” (calle de la zona 1, en donde tenían sus almacenes), se decía cuando alguien quería ser comerciante avorazado; y “no seás judío”, cuando uno no quería desembolsar cierta cantidad dinero.

Aunque los mayas desde la conquista han sido vistos como raza inferior por criollos y ladinos, a partir de que Rigoberta Menchú ganara el premio Nobel de la Paz 1992, se empezaron a hacer chistes a costa de su persona.

En fiestas y reuniones, en medio de bromas y chistes, generalmente, más de alguno que se las lleva de ingenioso dice: ¿Ya conocen el último chiste de la Rigo? para luego contar alguna anécdota en donde a Rigoberta se la pinta como una estúpida e ignorante.

Lo mismo que con “los turcos”, se remeda el acento con que hablan algunos mayas, ignorando la perfección con que Rigoberta habla el español y la cultura que ha adquirido con su clarísimo e indiscutible talento. Una manera de no perdonarla y de vengarse por la inmensa gloria adquirida.

Pero, sobre todo, una forma de manifestar el racismo que alimenta a “los chapines” que se creen raza superior.

No protestar ante quien así se comporta, lo hace a uno cómplice de la mentalidad racista.

Oponerse a oír semejantes chistes es lo menos que se puede hacer para fomentar la conciencia de que todos los seres humanos somos iguales, no importando raza, clase social, género, posición económica, edad, cultura.

Nadie debe burlarse de nadie, sobre todo si con la burla se hace manifiesta la existencia de razas superiores y razas inferiores. Algo nefasto por lo que ha habido y hay guerras en el mundo.

Se ha de recordar el racismo que imperó durante los 36 años de la guerra sucia y el genocidio emprendido en contra de los pueblos mayas. Y eso va más allá de un moralismo ilusorio y se adentra en una ética profunda y humana.

Hemos de leer cuidadosamente el Remhi o Guatemala, nunca más y el CEH o Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico. Ya fue acordado que el Informe de la CEH sea lectura obligatoria para todos los estudiantes guatemaltecos. Una manera de combatir los flagelos del racismo y de la discriminación.

De los conquistadores heredamos el odio y menosprecio a árabes y judíos; asimismo, la idea de que los mayas son inferiores y por lo tanto deben ser explotados. Borremos estas abominables actitudes propias del nazismo y del fascismo.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.