Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El mejor regalo
Por Margarita Carrera - Guatemala, 24 diciembre de 2004

¿Cuándo se atreverá la justicia guatemalteca a juzgar los crímenes de lesa humanidad?

El mejor regalo que para estas Fiestas de Navidad pueden tener las víctimas del terror tanto en Chile como en Guatemala es el proceso judicial que por fin enfrentan el chileno Augusto Pinochet y el guatemalteco Donaldo Álvarez Ruiz.

“Recibimos muy contentos esta resolución histórica para los familiares de las víctimas”, expresó en Chile Viviana Díaz, del Grupo de Familiares Detenidos y Desaparecidos. Hay que resaltar que la causa contra Pinochet se produce 15 días después de que el presidente Ricardo Lagos diera a conocer el Informe sobre Prisión Política y Tortura que tanto conmovió a la sociedad chilena y al mundo.

“Nos hemos atrevido a mirar la verdad”, exclamó Lagos al dar a conocer tal Informe (algo que jamás ha dicho ningún gobernante guatemalteco). “Durante muchos años dijimos: Queremos saber la verdad. Pues bien, hoy en Chile se sabe la verdad”.

Para darnos cuenta de los horrores de esa verdad basta leer el testimonio de una mujer chilena detenida en 1974: “Por violación de los torturadores quedé embarazada y aborté en la cárcel... sufrí violación y acoso sexual con perros, la introducción de ratas vivas en la vagina. Me obligaron a tener relaciones sexuales con mi padre y con mi hermano”.

A su vez, aquí en Guatemala hay satisfacción al saberse la orden de captura contra Donaldo Álvarez Ruiz, uno de los hombres de la era del terror durante los gobiernos de Laugerud y Lucas García, cuando fue ministro de Gobernación.

En el primer semestre de 1978 en el cargo, aparecieron 500 cadáveres con torturas. Además, tenía en su propia casa una cárcel de tortura. Pero no es la justicia guatemalteca la que lo reclama (eso sería un milagro), sino la justicia española, a raíz de que Rigoberta Menchú, amparada en el precepto de justicia universal, presentara una querella en la Audiencia Nacional de España contra los crímenes de lesa humanidad durante los gobiernos militares de Lucas García y Ríos Montt.

Donaldo Álvarez Ruiz es culpable de la quema de la embajada de España en 1980, cuando el Comando Seis de la Policía Nacional, cuyo jefe era Pedro García Arredondo, dio la orden de asaltar violentamente la embajada, sin esperar se realizaran negociaciones, como lo pedían diplomáticos y miembros de la Cruz Roja.

Asimismo, se le atribuye la desaparición de Alaíde Foppa, el secuestro masivo de sindicalistas de la CNT y las ejecuciones extrajudiciales de Oliverio Castañeda, Alberto Fuentes Mohr y Manuel Colom Argueta. ¿Y todavía hay quién quiera defender a semejante criminal?

A los nombres nefastos de Lucas García y Álvarez Ruiz se agregan los de Chupina, García Arredondo y Valiente Téllez, que en aquella época se unieron para cometer asesinatos, torturas y desapariciones.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.