Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Una monja feminista
Por Margarita Carrera - Guatemala, 28 de octubre de 2005

La mujer experimenta humillación al reclamar el derecho a existir con un mínimo de dignidad.

Aquella tarde llegué a la Universidad Rafael Landívar acatando a la invitación que mi amigo, el hermano Santiago Otero, me había hecho para escuchar a una religiosa brasileña, llamada Ivone Gebara, que era filósofa y teóloga. No me dijo que era feminista; por eso, cuando me asomé al auditorium y oí a una dama hacer una airada defensa de los derechos de la mujer, pensé que me había equivocado de salón.

De todas formas, lo que estaba diciendo me parecía apasionante, así que entré y me senté en las filas de atrás. Ahí me di cuenta de que había sacerdotes y monjas. Es ella, me dije, y me dispuse escucharla con mayor atención.

¿Cómo es eso que uno se confiesa con un sacerdote varón? ¿Por qué no existen sacerdotisas? -decía entre otras cosas notables- criticando al Vaticano en su postura patriarcal.

Desde hace 25 años -continuaba- existe un movimiento a favor de la ordenación de las mujeres, pero la Iglesia no lo ha tomado en cuenta. Aunque confesaba que tanto la monja como el sacerdote han elegido el celibato para concentrarse más en su misión, ello no impedía la posibilidad de que se casaran en un futuro próximo.

La crítica hecha a la Iglesia por marginar a la mujer en boca de una monja me parecía insólito. Más aún que se manifestara con tanta claridad en una universidad católica. Por la entrevista que salió en la Revista D, el 25 de septiembre, sé que en 1995 la jerarquía del Vaticano le ordenó dos años de silencio, enviándola a Bruselas.

Lo cual le sirvió no para arrepentirse, sino para escribir nuevos libros y dar a conocer su teología feminista. ¡Cuánto me hubiera gustado escuchar un cambio de ideas entre monseñor Gerardi y la monja Gebara! Ambos con la misma mística por la justicia social y los derechos humanos tanto del varón como de la mujer.

Dentro de los libros de Ivone Gebara que el hermano Otero me obsequió está Intuiciones ecofeministas, ensayo para repensar el conocimiento y la religión. En éste observa que “la mayoría de las estructuras religiosas -y la ética que surge de ellas- tienen que ver con una conducta jerárquica, particularmente masculina, vigente en la vida social y familiar...

Una visión jerárquica a partir de la cual el varón tiene ‘poder sobre’ las cosas así como Dios tiene poder sobre todo lo que existe. De tal forma que el varón impone su voluntad, legisla, castiga y salva. Lo peor -dice- es que la marginalidad religiosa se suma a la marginación social y económica.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.