Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Hay libertad de prensa?.
Por Margarita Carrera - Guatemala, 5 de enero de 2007

Once de la mañana, domingo 10/12/06. Tocan a la puerta; abro: policía de negro, motorista, me entrega carta: “Señor Jefe Comisaría 13 Policía Nacional”, solicita “nombre al o los elementos” que considere conveniente, a efecto de prevenir a Margarita Carrera, “quien puede ser citada” (ponen mi dirección): “La persona referida deberá presentarse a la Unidad Casos Especiales-Violación DD.HH. de esta fiscalía” (10a. calle zona 1), con el suscrito (José Rodolfo López Barillas) auxiliar fiscal de la Fiscalía de Sección de Derechos Humanos, “el día 11 de diciembre a las 10 horas con el objeto de realizar una diligencia testimonial relacionada con el caso de la Quema de la Embajada de España”.

¿Intimidación por mis columnas (sept. a nov., 2006) en Prensa Libre: “Satanización de Cajal”?

Me presento el día indicado a la fiscalía. Me atiende Angélica María García Monzón, auxiliar fiscal 1, Fiscalía de Derechos Humanos, Ministerio Público, pues José Rodolfo López Barillas “se encuentra muy enfermo”.

La fiscal auxiliar pregunta desde cuándo soy columnista; respondo que, desde 1978, en El Imparcial; luego, en La Hora y, desde 1993, en Prensa Libre. Luego procede a mi declaración.

Comparezco “a prestar declaración testimonial dentro del expediente MP001/2005/27178”(¿?).

Aclaro: nunca fui testigo de la quema de la embajada, pero “desde el 1 de septiembre hasta el 24 de noviembre de 2006, ha venido publicando 13 artículos relacionados con la Quema de la Embajada de España, titulados Satanización de Cajal”.

Aclara que los mencionados artículos fueron tomados del libro ¡Saber quién puso fuego ahí! Masacre de la Embajada de España, Editorial Siddharth Mehta, Madrid, 2000, escrito por Máximo Cajal, ex embajador de España para Guatemala en 1980”.

Doy fotocopia de las 13 columnas. Aclaro: no invento documentos; copio textualmente trozos, por ser muy extensos: “documentos que pueden encontrarse completos en el libro y en Internet”.

Como si no se conociera a todos los testigos, me veo obligada a declarar que me enteré de la tragedia de la embajada “a través de los medios de comunicación, como todos los guatemaltecos”.

Pido se agregue que tengo “derecho a opinar sobre los hechos históricos que marcaron la trágica historia de Guatemala, de acuerdo con la libre emisión del pensamiento”. También he de testificar que: “hasta el día de hoy, no conoce a Máximo Cajal”. Se me pregunta la razón por la cual escribí sobre tal tema. (¡!) ¿Hay libertad de prensa?

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.