Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Los escuadrones
Por Margarita Carrera - Guatemala, 17 de marzo de 2007

Siembra vientos y cosecharás tempestades.

La historia de Latinoamérica no debe olvidarse.

Sobre todo, los horrores de las guerras sucias desatadas en Guatemala y El Salvador. Joaquín Villalobos, en el diario El País, de España (elPeriódico, 9/3/07), hace señalamientos escalofriantes: “En Guatemala se inventaron los escuadrones de la muerte”. Y, a partir de 1979, y por el derrocamiento de Anastasio Somoza, El Salvador se puso alerta: los militares dan golpe de Estado al presidente, general Humberto Romero.

Es cuando “el mayor Roberto D’aubuisson, quien se encontraba a cargo de perseguir y acabar con los opositores salvadoreños desde la Guardia Nacional, huye a Guatemala.

Allí se vincula a Mario Sandoval Alarcón, un personaje conocido como el padrino de los escuadrones de la muerte, que hablaba como tal, debido a un cáncer en la garganta (...).

Sandoval asume a D’aubuisson como su discípulo, y éste, desde una finca cercana a la frontera con El Salvador, reproduce y dirige el modelo guatemalteco de partido y escuadrones de la muerte; así nace Arena, el actual partido de Gobierno de El Salvador”.

Entonces, la represión se convierte en guerra civil: “(...) D’aubuisson, poseedor también de una potente violencia verbal, había calificado a monseñor Romero como el obispo del Diablo (...)”.

Al alcanzar El Salvador la paz en 1992, desaparecen los escuadrones, se disuelve la Guardia Nacional y la Comisión de la Verdad culpa a D’aubuisson por la muerte de Romero. El partido Arena, al firmar la paz, se convierte en un partido fuerte y gana cuatro elecciones presidenciales sucesivas.

Su símbolo: Roberto D’aubuisson. Y, lo mismo que Sandoval Alarcón, con cáncer en la garganta, D’aubuisson muere de cáncer en la lengua. El pasado mes de febrero, al conmemorar el décimo quinto aniversario de su muerte, Arena propone declararlo “hijo meritísimo”.

Crecientes protestas lo impiden. Un día antes de dicho aniversario, tres diputados y su chofer, entre ellos un hijo de Roberto D’aubuisson, desaparecen en Guatemala. Son encontrados en la finca donde se fundó Arena, torturados y quemados vivos.

La derecha salvadoreña denuncia un crimen político de la izquierda. Cuatro días después, capturan a cuatro policías guatemaltecos, quienes, tres días más tarde, son asesinados por otro escuadrón de la muerte, supuestamente dirigido por los hermanos Benítez, quienes participaron en la masacre de Pavón (elPeriódico, 8/3/07). Mientras, Vielmann y Sperisen, en lugar de ser destituidos, reciben el apoyo del Gobierno y de los empresarios (¿?).

Fuente: www.prensalibre.com - 160307


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.