Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Hombres y mujeres de maíz
Por Mario Cordero - Guatemala, 15 de abril de 2007

El encarecimiento de este grano básico, pone en crisis a la cultura guatemalteca

El encarecimiento del maíz, que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha aumentado en casi 17% en Guatemala, condiciona la cultura material básica del país.

El problema del maíz en Guatemala tiene componentes cosmogónicos, ya que éste explica gran parte de la cultura, no sólo del país, sino de toda Mesoamérica.

Por ejemplo, hay que recordar la historia del Pop Wuj, en donde, tras dos intentos fallidos de crear al hombre, se decidió hacerlo de maíz.

Es decir, la cultura del hombre mesoamericano está hecha de maíz. Aunque esto tenga algún componente mítico, la verdad que esto debería relacionarse con otro componente: el económico.

La base comercial y económica de los pueblos mesoamericanos era el maíz, por lo que no es difícil comprender que la concepción de toda la cultura se hace a través de este grano básico.

Según Raanan Weitz, un experto en agricultura en desiertos y zonas áridas de Israel, visitó hace algunos años el país vecino de México. Él interpretaba la cultura material de los pueblos, basándose en el cultivo de la región.

Como en este caso, el maíz, no sólo representa una actividad económica, fundamental para el desarrollo de los pueblos de la región, sino que también representa gran parte importante de la vida y de la organización social de la región. La cultura del maíz no sólo se enraizó en Mesoamérica, sino que prácticamente en todo el continente, desde las grandes planicies estadounidenses al pie de los Montes Apalaches, hasta las zonas áridas de Los Andes.

Únicamente en Argentina y Chile, por su suelo con clima más frío, y en Brasil, por la intensa selva, no se desarrolló la cultura del maíz.

Sin embargo, el maíz no quedó únicamente en la época prehispánica, sino que continuó siendo parte fundamental de la cultura americana, sobre todo de los pueblos indígenas.

Hoy día, el maíz continúa siendo el centro de la cultura de las áreas rurales, además de ser parte importante dentro de la cultura rural.

Analizando el problema

En los últimos meses, en México y en Centroamérica se ha sentido un incremento del maíz. Esto debido a dos factores: el libre comercio de cero aranceles del maíz entre Estados Unidos y los países mesoamericanos, y el auge que ha obtenido el grano con los programas para producir etanol.

Por tal razón, los gobiernos de la región han decidido "bajar" el precio de los aranceles del maíz blanco y amarillo, sin recordar que éste está casi a cero con relación a Estados Unidos y Centroamérica. Ahora, se espera que de otros países logre entrar maíz, es decir, importar el producto que es natural en la región.

Es irónico que, pese a que la región se produce el maíz en casi todo el territorio, se tenga que importar; básicamente, el hecho se da en que el maíz es habitual en toda la región, pero éste es únicamente para la subsistencia de las familias minifundistas.

Incluso, el consumo interno no es suficiente, ya que queda un vacío por llenar.

Con el Tratado de Libre Comercio, se pensaba que no se podía competir con el maíz proveniente de Estados Unidos, ni con la alta productibilidad de los transgénicos. Por tal razón, se desató una intensa actividad para modificar los productos tradicionales, para que el agro produjera otro tipo de cultivo.

Al abandonar el cultivo del maíz guatemalteco, con la excusa de que éste era de mala calidad, y con la reciente alza del maíz en el mercado internacional, prácticamente el consumidor guatemalteco quedó desamparado.

Y, lejos de que los Estados reconozcan el fracaso, aún se piensa en que la solución del momento debe ser importar de otras naciones...

Visita de Bush

Con datos del año pasado, fue necesario importar el 35% del consumo interno del maíz dentro del país, lo cual reflejó que ni siquiera tenemos la capacidad de autoabastecernos del grano básico.

Se intentó cambiar el modelo de producción de maíz, como ya se mencionó, por otros cultivos, que fueron llamados "no tradicionales", los cuales recibieron bastante "publicidad" para incentivar su cultivo.

Sin embargo, como se puede ver en la tabla IMPORTACIONES, se observa que estos productos "no tradicionales" no han tenido, con el TLC, ese "empuje" que debieron haber tenido, y que el libre comercio no sirvió para hacer crecer este comercio; al contrario...

De hecho, la reciente visita de George W. Bush, presidente de Estados Unidos, trajo consigo el "incentivar" este nuevo modelo, ya que dos propuestas en su llegada fueron: "felicitar" a los productores "no tradicionales", por lo cual visitó la empaquetadora en Tecpán, y promover el etanol.

Es decir, este sistema que ha encarecido el maíz, fue uno de los puntos claves de la visita del presidente estadounidense (además de promover alternativas al petróleo, foco de poder de Venezuela, y limpiar su imagen en contra de los latinoamericanos).

En Guatemala, empresarios han hablado más por su interés propio, ya que en las propuestas que existen para solucionar la crisis del maíz, no han servido para, realmente, aliviarla.

Cada vez más, en nuestro territorio, el área cultivable es menor, y las zonas que eran adecuadas para el cultivo de maíz a gran escala, ha sido ocupado para cultivar otro tipo de hortalizas.

De tal suerte, los cultivos más cotizados, como el brócoli, los berries y la arveja china, han ganado lugar, mientras que el "pobre" maíz, se ha ido a menos.

Problema nutricional

El hecho de que se encarezca el maíz no sólo tiene sus connotaciones económicas, sino que se está trastornando toda la base cultural y alimenticia de Guatemala. Piénsese en este último punto, y se podrá observar que el maíz realmente ha sido la base nutricional de Guatemala.

En todos los puntos del país, la tortilla es fundamental para la alimentación; incluso, en zonas como la de Petén, en donde los cultivos son por demás escasos, el maíz no falta en la mesa.

El problema de la desnutrición en Guatemala ha sido, históricamente, atacado a través de productos con base en harinas, especialmente del maíz; de esa forma, ha habido harinas fabricadas con amaranto, soya y del grano básico del que se está hablando.

Pero, fuera de eso, no ha habido un incentivo, desde hace años, para la producción del maíz. De hecho, ha habido un fuerte impulso a productos agrícolas, ofreciéndose préstamos; pero para programas del maíz, no, ya que éste no es rentable.

Por su parte, el programa de los fertilizantes iniciado durante el gobierno de Alfonso Portillo, pretenden para este año una dotación de millón y medio de quintales, distribuidas a un precio de Q55.00.

Se han realizado estudios, en donde se ha corroborado los nutrientes de una dieta típica del área rural en Guatemala, es decir maíz y frijol, y se ha comprobado que durante siglos, los pueblos rurales han logrado sobrevivir, ya que esta dieta ofrece los nutrientes, proteínas y aminoácidos básicos, para poder desarrollarse con normalidad.

Entre maíz y frijol existe un complemento perfecto, ya que los nutrientes que tiene el frijol, no los tiene el maíz, y viceversa. La dieta sólo se complementa con hierbas silvestres, chile y la comida de carnes de animales de granja, de vez en cuando, más o menos, una vez al mes.

Si se provocan las condiciones para desaparecer al maíz de la mesa del guatemalteco, una desnutrición mayor y mayor hambre podría venir para la nación.

El maíz, en el Popol Wuj

De Paxil, Cayalá, así llamados, vinieron las mazorcas amarillas y las mazorcas blancas.

Éstos son los nombres de los animales que trajeron la comida: el gato de monte, el coyote, la cotorra y el cuervo. Estos cuatro animales les dieron la noticia de las mazorcas amarillas y las mazorcas blancas, les dijeron que fueran a Paxil y les enseñaron el camino de Paxil.

Y así encontraron la comida y ésta fue la que entró en la carne del hombre creado, del hombre formado; ésta fue su sangre, de ésta se hizo la sangre del hombre. Así entró el maíz por obra de los progenitores.
(Tercera parte, capítulo primero)


Hombres de maíz

Tierra desnuda, tierra despierta, tierra maicera con sueño, el Gaspar que caía de donde cae la tierra, tierra maicera bañada por ríos de agua hedionda de tanto estar despierta, de agua verde en el desvelo de las selvas sacrificadas por el maíz hecho hombre sembrador de maíz.
(Miguel Ángel Asturias)


IMPORTACIONES

En el segundo semestre del 2006, no hubo ni una sola exportación a Estados Unidos de apio, remolacha, coliflor y brócoli.
La exportación de vegetales en general ha bajado casi 1.5 miles de toneladas métricas.
La arveja, el principal producto "no tradicional", que obtuvo su auge hace varios años, ha bajado durante el año pasado en su exportación...
Entre el 2005 y el 2006, la importación de maíz blanco de Estados Unidos, ha crecido en más del 17%, y del maíz amarillo, en 20%.


Fuente: www.lahora.com.gt - 140407


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.