Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El imperio de turno
Por Marcela Gereda - Madrid, 30 de abril de 2007
marcela.gereda@gmail.com

Se cierra el telón. ¿Cómo se llama la obra?

Tres, dos, uno: se abre el telón: Es 1941 y Harry Tuman (recogiendo la herencia del positivismo y el evolucionismo) lanza al mundo un discurso en el que afirma que los países obtendrán la paz y el progreso mediante la producción y acumulación del capital. Surge una cultura específica, un sistema concreto de percepciones, valores, creencias, consumos y costumbres basados en la fe ciega en la ciencia, la tecnología y el progreso, que evolucionaría en función de una dinámica dominada por la acumulación. Se difunde y expande por el mundo la ideología de prácticas y valores capitalistas. Fordismo. Desolación. Se cierra el telón.

Se abre el telón. Pánico al comunismo. Intervenciones yankees y dictaduras en América Latina. Guerra Fría. Muertes, sangre, desaparecidos. Economías débiles y conflictos que siguen sin resolverse. Incertidumbre y hambre. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Inicio del nuevo siglo. Destruyen las Torres Gemelas. Estados Unidos invade Irak. A los cuatro años de ocupación, a 170 kilómetros al sur de Bagdad, en Nayuf, miles de chiíes exigen el fin de la ocupación de las tropas estadounidenses. Destrucción. Caos y perplejidad ante lo absurdo. Se cierra el telón.

Se abre el telón: Bush propone un programa de visados temporales para los 12 millones de “mojados” en Estados Unidos (entre los que hay algunos millones de centroamericanos) a 2 mil 600 euros (Q26 mil) para regularizar a los trabajadores “ilegales” y reforzar las medidas de control fronterizo (diferente de otro ejemplo de política migratoria defendida recientemente en Italia por el ministro de Interior, Guiliano Amato, en la que se otorgarán visados temporales a los inmigrantes y homologación de títulos académicos). Un mundo equivocado, de vueltas inaceptables. Se cierra el telón.

Se abre el telón: En Yuma, Arizona, emerge un (otro) muro de más de 1,000 kilómetros en la frontera con México. Afirma Bush ante el Congreso: “El programa de trabajadores temporales ayuda a separar a los delincuentes, a los traficantes de armas y de drogas, de las personas que vienen aquí a trabajar”. El mundo le pregunta al señor Presidente: ¿quién produce esas armas?, ¿quién las vende en Wallmart? ¿Quién se pronuncia en los países latinoamericanos demagógicamente, con un discurso inocuo sobre democracia, para luego instaurar muros productos del sistema-mundo capitalista que el imperio de turno ha impuesto en todo el planeta? ¿De qué sistema emergen los acontecimientos de Virginia Tech?, ¿no es Virginia Tech acaso el terrorismo que el imperio de turno no puede contener, así impulsen diez guerras más este año? El mundo es un mundo de flujos. Ciudadanía globalizada. Tiempo de abundancia mezquina. Se cierra el telón.

Se abre el telón: sale Dios Soberano, declarando la autonomía y la soberanía de los pueblos. Pidiendo perdón por las mínimas faltas del Señor Presidente ante un mundo equivocado. Desbordado. Extraviado. Intenta enmendar las fuerzas sistémicas que delimitan y constriñen la vida de la gente. Egoísmo y demagogia. Se cierra el telón.

Se abre el telón: gira un mundo globalizado y desigual, las referencias en las vidas de la gente corresponden a la configuración de un conjunto de nuevos paisajes étnicos, mediáticos, tecnológicos, financieros e ideológicos. Una configuración de nuevas formas culturales fracturadas, carentes de regularidades y de fronteras permeables y difusas. La vida moderna y neoliberal: aumento en los intercambios, interconexiones, interdependencias entre personas, mercancías, imágenes, información, conocimientos, lugares, valores; intensificación de las relaciones sociales, enlazamiento de lugares lejanos. Cambia la organización del tiempo y del espacio y en la era de la comunicación: la incapacidad de escuchar y reconocer a los otros. Soledad e incomprensión. Se cierra el telón.

Se abre el telón: el águila real cruza los aires del mundo escupiendo al quetzal, usurpando al cóndor, humillando y destruyendo todo lo que toca. Volando y desbordando por los aires la lógica del mercado, rigiendo política, religión, moral, arte, literatura. Instaurando una manera de estar y ser en el mundo: consumir, luego existir.

Se ve un cartel entre barras y estrellas en el que se lee Welcome to the United States of America. Se cierra el telón. ¿Cómo se llama la obra?

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.