Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Byron Lima sale a pasear
Por Mariano González - Guatemala, 19 de febrero de 2013
magopsi@yahoo.com.mx

La detención de Byron Lima fuera de Pavoncito solo evidencia lo que ya es conocido: el Sistema Penitenciario es un lugar que no es gobernado por el Estado, sino por mafias compuestas por los privados de libertad y las autoridades del sistema.

Un par de consideraciones se imponen: esto no es nuevo y, se insiste, no es desconocido por las autoridades. Las fotografías de Byron Lima acompañado de algunas mujeres en su celebración de cumpleaños fueron publicadas en un periódico nacional. No es la primera vez que salía de la cárcel de forma anómala. Para ello, se tiene que tener una red de influencias en el propio sistema. Además, se tienen que tener contactos afuera para poder salir como salió (incluyendo vehículos y conductores armados). Actividades de esta naturaleza no pueden pasar desapercibidas para autoridades del ministerio de gobernación. Por tanto, se puede suponer que estas autoridades participan de una u otra forma en este caso, aún sea por negligencia.

Lo segundo han sido las declaraciones que se han hecho por diversas figuras del gobierno. Da la impresión que, en términos políticos, lo que está en juego es una pugna de poder y la continuidad del ministro de gobernación. Diversas implicaciones legales y políticas deben ser dilucidadas por este caso.

Además, esto demuestra que el cuento que nos vendieron los militares de eficiencia y honestidad en la administración, especialmente en el tema de seguridad, es precisamente eso: un mal cuento para ir a dormir.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.