Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cautivos
Por María Odette Arzú Castillo - 2 de julio de 2004

Es increíble lo que nos está sucediendo a los guatemaltecos. Seguimos siendo dominados por el FRG y su monstruoso líder Ríos Montt. Ahora bien hay que reconocer, que el viejo es de lo más astuto, lo de senil se los debo. Nos tiene encarcelados, él se inventó lo de las Patrullas de Autodefensa Civil, éstas, según nos consta a muchos de nosotros, que vivimos esos terribles años de la lucha entre hermanos, sabemos lo que masacraron, torturaron y se deshicieron de casi 200,000 personas, claro, ayudados por el Ejército, qué con eso de que había que derrotar a los sublevados guerrilleros, pagaron el pato los indígenas, que nada hacían más que tratar de sobrevivir.

A las PAC, las usó el Gobierno más ladrón, no sólo de Guatemala, sino del mundo entero, creyendo que comprándolas obtendrían el triunfo electoral. Se les pagaría un sueldo en tres fases, la primera las entregó con la cara más dura y la sonrisa de una Miss Universo, el ex presidente LADRÓN, Alfonso Portillo. Sabemos, que él fue idea de Ríos Montt, conocía de antemano que si no ganaban nos meterían en un lío padre, por que los otros candidatos pecaron de brutos, y para lograr más votos ofrecieron que les darían la segunda parte. Y, no me digan que lo hicieron por ingenuidad, demasiado sabían que se encontrarían con las arcas vacías. ¿De dónde iban a sacar el dinero? Del incauto pueblo que se iba a rascar los bolsillos, quitándose el pan a sus hijos, o el pago de los colegios y demás necesidades.

El caso es que una vez más nos tiene el General entre la espada y la pared. Acosados, temerosos de un nuevo Jueves Negro y Viernes de Luto, pero nosotros, que al principio creímos en este gobierno, al ver que le habían impuesto una prisión domiciliaria, ¡JAMONES!, Ríos Montt transó con los "cafecitos" de Berger, que no se meterían ni con él, ni con su familia y que a los amigotes como Julio Girón y compañía no se les tocaría, a pesar de las GRÚAS DE LA PORTUARIA, y qué me dicen del banquero, Francisco Alvarado Macdonald, pagó una miserable fianza, con la de millones que se desaparecieron y dejaron a un montón de pequeños inversores en la calle, eran sus ahorros de toda una vida, se los llevaron los fantasmas.

Nuestro líder se pasea ufanamente por toda la ciudad y dicen que hasta va a los pueblos, arengando a las ex PAC para que exijan su dinero. Me pregunto, y la compensación meritoria para viudas, madres, hijos que no sólo perdieron a sus gentes, sino hasta sus ranchos fueron quemados y conste que lo vi con mis propios ojos.

 

Tomado del diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.