Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El servilismo terminal de las capas medias
Por Mario Palomo - Guatemala, 28 de octubre de 2005
mariopalomo77@gmail.com

Una de las peculiaridades más llamativas del folclore latinoamericano en general y el guatemalteco particularmente, es el carácter de sus mal llamados “liberales”. Desde la independencia hasta la actualidad las disputas entre “conservadores” y “liberales” no ha dejado de ser una entre conservadores proclives al entreguismo liberal, y liberales sumamente conservadores del orden imperante.

Parte de lo que he dado en llamar eufemísticamente “circunstancia tropical”, no es otra cosa que la prolongación del orden imperante (me refiero al latifundismo agrario, y al monopolismo tradicional entre apretadísimos grupos oligárquicos) y el entreguismo agachado de las clases dominantes en el mercado mundial que, en nuestro caso, ha sido y es, su modus operandi y su distorsionado ideal de desarrollo. La “circunstancia tropical” digamos, alude a la misma realidad del subdesarrollo llevada a sus últimas consecuencias. Al desarrollo del subdesarrollo.

El pensamiento que lo legitima es el mismo cóctel conservador del discurso “liberal” en su forma actualizada, es decir, el neoliberalismo. En mucho el neoliberalismo no sólo ha venido a resignificar y actualizar el conservadurismo clásico de las oligarquías, sino que ha cundido las mentalidades de las capas medias asalariadas, y de los pequeñísimos comerciantes en ciernes, obliterando de entrada su capacidad de discernir entre los intereses de la gran oligarquía tradicional y los propios, esto es, entre lo que podría llegar a ser el desarrollo de un capitalismo más equitativo basado en la ampliación de las capas medias, a contrapelo del capitalismo dependiente y subdesarrollado de la oligarquía tradicional, basado en la radicalización del paro vía los despidos masivos, en el saqueo de los bienes públicos, en el remate de los recursos naturales y en la transnacionalización de todos los rubros productivos más importantes.

La confusión que ha ocasionado ésta manera de razonar es lo que ha llevado a las capas medias a salir en defensa de los postulados de la propiedad privada –como si fuera propia-, y a resguardar de la manera más adocenada y servil los intereses de los mismos sectores que no dejan que prospere una verdadera clase de pequeños y medianos empresarios liberales. En ese sentido, es trágico observar a las capas medias ostentar una incontinente verborrea neoliberal dizque “progre” –según ellos liberal- mientras se acoplan satisfechos al salario que el monopolio de turno ofrece.

Para muestra basta con ver o escuchar a los repetidores de la parafernalia neoliberal (la mayoría provenientes de la capas medias laboralmente inestables: freelancers, se hacen llamar en un afán por elevarse el precio) en las radios o en los TVtalk shows haciendo feliz alarde de su triste colaboracionismo para con los grupos oligárquicos, para el saqueo transnacional y para con la privatización de los bienes públicos en favor de los reyezuelos de ésta comarca tropical.

No es nuevo que el oprimido se quiera parecer a la suela que lo apacha. El servilismo siempre ha sido uno de los peores defectos de la condición humana, condenada a repetirse incansablemente en su idiotez. De ahí que tampoco sea casual el despliegue cada vez más generalizado del cinismo oportunista clasemediero, regido por el “¡Viva Las

Vegas!” posmoderno y por la internalización social de la idea del individualismo egocéntrico neoliberal. Pura estupidez si me preguntan a mí.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.