Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2019

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La vida en la poesía de Otto René castillo
Por Maria (Chiqui ) Ramirez - Guatemala, 8 de noviembre de 2019
ixlajuj@gmail.com

En el 75 aniversario de la Revoluciòn de octubre.

Hace unos días cumplí 75 años, por tal motivo la seño Olguita ( Olga Barberena ) me regaló la tesis que hizo la licenciada Rita Olga Navarro Barberena en 1978, sobre EL TEMA DE LA VIDA EN LA POESIA DE OTTO RENÉ CASTILLO. Aproximación semántica. Facultad de Humanidades, Departamento de Letras.

Otto René Castillo nació en Quetzaltenango en 1936. Militante comunista, sufrió encarcelamiento, exilio y finalmente su muerte física el 19 de marzo de 1967, en la Aldea Los Achiotes, Gualan, Zacapa cuando fungìa como responsable de educación de Frente Guerrilero Edgar Ibarra de las Fuerzas Armadas Rebeldes FAR.

La poesia de Otto René, poco conocida en la actualidad, refleja el ideal que a muchos de nosotros nos movió a involucrarnos en un proyecto tan grande para nuestra corta existencia. Para la generación de los 30s, 40s, 50s, ser comunista revolucionario, era vivir el compromiso social de acuerdo con lo que pensabamos. Y nos esforzabamos porque nuestro actuar marcara la diferencia entre las personas comunes y los “ revolucionarios”.

En nuestro imaginario revolucionario (de unos cuantos no de todos), él o la COMUNISTA, era la persona que habiendo asumido la “responsabilidad” de cambiar la sociedad en la que vivíamos, debía ser auténtico, disciplinado, honrado, honesto, ejemplo a seguir, el amigo, hermano, compañero, el lector ávido de conocimientos dispuesto a entregar la vida en pro del ideal de justicia e igualdad que nos inspiraba. La lealtad a los principios no a la persona. Luchar por la humanidad era luchar por la vida. Otto René nos dice:

Amamos la vida.
Tú lo sabes.
Y nos imponen la muerte” (57)

En su tesis Rita Navarro Barberena desmenuza el pensamiento poético de Otto René, transportándome a esos años en que creíamos que la juventud podía trasformar el mundo,
que la muerte no detendrìa la lucha por la justicia, ya que uno, dos, tres levantarían nuestra bandera hasta llegar al triunfo. Y como aquí en Guatemala, la represión fué contra la inteligencia y no contra el comunismo que no entendiamos, idealistas hasta más no poder, nuestros sueños de justicia llegaban mas alla de la realidad de lo que el experimento socialista fué y sigue siendo.

“El poeta sabe que debe luchar contra un sistema de opresión e injusticia, contra los que quieren anular los derechos humanos, contra los intereses minoritarios” dice Rita y agrego que curiosamente en sus poemas no habla de teorias marxistas-leninistas:

“Aquí en mi país, se levantaron ellos contra
la vida:
contra la ternura de las gentes más pobres.
Y enterraron el amor solemnemente”.

Nos recuerda Rita… que “ellos son los opresores que combaten contra el amor y la ternura, haciendo con esto que reine el odio y la destrucción”. P. 42

Asì Rita Navarro, va mas alla afirmando que:
“ El poeta nos ha dejado entrever que entregarse a la humanidad es entregarse al amor - que para él equivale la lucha- en toda su dimensión. Asimismo Otto René postula ya no la muerte por el pueblo, término que en la ideología del autor, tiene índole universal, que rebasa la dimensión nacional” (p. 60)

Como muchos, Otto René vivió los problemas existenciales con compromiso social, sufriéndo el exilio doloroso que nos tocó vivir pregunta y responde:

“ Saben acaso qué es el exilio?
Claro, que van a saberlo!
Yo lo voy a decir:
el exilio
es una larguisma avenida
por donde solo camina
la tristeza.
En el exilio, todos los días
se llaman simplemente agonía” (p. 113)

Habiendo nacido o crecido bajo la influencia de la Revolución de Octubre de 1944, muchos de nosotros construímos un ideal de “revolucionario (a)” no humano me doy cuenta ahora, que Otto René Castillo describiría en sus poemas y que en el arrebato de la fe en el futuro luminoso que creíamos estabamos construyendo nos dice:

“ Lo más hermoso
para los que han combatido
su vida entera,
es llegar al final y decir:
creíamos en el hombre y la vida
y la vida y el hombre
jamás nos defraudaron.” (p.

Porqué creíamos en la continuidad del ideal y con amargura podemos decir los sobrevivientes ( muy pocos por cierto) que si, SÍ fuimos defraudados por el OMBRE, sin H, como dijo Efraín De Los Rìos, por el ombre que llamabamos “compañero” y pactó con los opresores y vendió nuestro ideal. Y al ver que las razones, los motivos que dieron inicio a la lucha insurgente en Guatemala, siguen intactas y peor que antes, retomo al poeta que sin saberlo lo afirma, y yo agrego destinatario condenándolos al juicio de la historia.
“Desgraciados los traidores, madre patria,
desgraciados,
ellos conoceran la muerte de la muerte hasta la
muerte!”

Pero el legado de Ottro René va mas alla de su propia existencia y se actualiza con la lucha de las mujeres con voz propia y compromiso de vida y social, ideologìa, opinión, que abarca las relaciones personales ubicándo a la mujer-compañera, hermana, complice, cuando nos dice:

“ Por eso amo en ti
lo que tu amas en mí:
la lucha por la construcción
hermosa de nuestro planeta”

“ A ti te quiero, porque eres la mía,
la compañera que la vida me dió,
para ir luchando por el mundo”. .

Recuerdo como muchos, la dicha de tener y perder al compañero que la vida me dio para ír luchando por el mundo. Y me pregunto: ¿cómo soportar el desencanto de la traición de los que teniendo la oportunidad no marcaron la diferencia? ¿Hasta donde valiò la pena sobrevivir para contemplar hasta donde hemos llegado?

Con infinita tristeza recuerdo a nuestra generación mutilada, pero la luz al final del tunel, muestra ahora a los defensores de la Madre Tierra, del agua y la vida, de las instituciones democráticas, a los que luchan por el respeto a la niñez y que siguen siendo perseguidos, encarcelados, asesinados. Comunistas les dicen, y siguen asustando con el petate del muerto. Porque las nuevas generaciones siguen soñando ( pero mas realistas y maduros) con una Guatemala justa y equitativa, con una Democracia real y participativa. Si, se sigue luchando por la vida aunque nos impongan la muerte. Otto René Castillo sigue vigente.

“ Compañeros míos,
yo cumplo mi papel
luchando
con lo mejor que tengo.
Qué lástima que tuviera
vida tan pequeña
para tragedia tan grande
y para tanto trabajo.” (p. 61)

La Licenciada Rita Navarro Barberena directora del Centro Cultural Universitario, lider estudiantil, ensayista literaria, periodista fue asesinada en julio de 1980, sus sueños libertarios fueron truncados por los enemigos de la inteligencia y la vida.

Muchas gracias seño Olguita, por hacerme sentir viva e indignada, de ver ésta patria mutilada.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.