Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Consumos rebeldes
Por Mario Roberto Morales - diciembre de2004

Uno de los cambios de mentalidad que diferencian a la humanidad de hace treinta años de la actual, consiste en concebir el progreso y el éxito personal no como el fruto del esfuerzo empeñado en la construcción de algo, sino como el resultado de la capacidad de acaparar la mayor porción de mercado posible para el producto que vendemos, no importa si este producto es una mercancía tangible como los perfumes, las medicinas, las armas o las drogas, o una mercancía espiritual, como la equidad de género, la étnica, la etaria y otras equidades al uso por parte de la "corrección política".

De esta suerte es que la clientela de Marcos está constituida por un tipo de consumidor que gusta de los parques temáticos (en eso ha convertido el Sub la selva lacandona) para gozar de la exuberancia de la naturaleza salvaje (nativos incluidos), con el necesario toque de lucha social indígena tan a la moda desde el llamado Quinto Centenario. Los tours guiados por el propio Sub montado en su corcel, pipa en ristre, no se pueden comparar (no señor) con los paseos por Disneyworld, que carecen de "humanidad", de "valores" y de "convicciones". Por eso, la juventud marcada por la mentalidad de mercado aludida arriba, así como la adultez progre y setentera todavía influida por un tardío izquierdismo jipoide, deliran ante la dulce retórica de un zapatismo sin la molesta presencia de Zapata, y lloran de ternura cuando la diminuta y redonda figura de la empresaria farmacéutica Rigoberta Menchú escala el podio de cualquier universidad gringa, y se dispone cándidamente a hablar de las desgracias que les ocurrieron a varias mujeres indígenas durante la fase militar de la contrainsurgencia en su país, concentrando -en aras de la efectividad de la denuncia- todas esas experiencias colectivas en su personaje-persona.

Las camisetas de United Colors of Bennetton unen, en la conciencia del consumidor global, la diversidad étnica del mundo en el consumo uniformizado de la marca. El sueño bolivariano lo está realizando Wall Mart, afirman los más informados "triunfadores". Los "nuevos movimientos sociales", financiados por la cooperación internacional porque no pretenden cambiar el sistema sino sólo insertarse en él, fomentan una diversidad cultural carnavalesca que venden como menú de identidades étnicas, reclamando para toda suerte de subalternidades una otredad absoluta a fin de que resulte atractiva para el eco y el etno turismo, que gusta de parques temáticos (nativos incluidos) y de emociones fuertes provocadas por el contacto directo con la naturaleza salvaje y los albores de la humanidad. Por eso, la colorida Guatemala es ya un genuino Mayassic Park, y la húmeda selva de Marcos un entretenido Lacandón Safari. Todo, como parte de la exótica Mayan Riviera, en cuyo paquete turístico se incluyen también algunos sitios arqueológicos, como los de Palenque, Uxmal y Tikal.

Para los viajeros más exigentes, un paquete un poco más caro puede incluir un fin de semana de turismo sexual en Costa Rica, además de la visita a criaderos de quetzales en las inmediaciones del volcán de Barva, no muy lejos de San José. Es posible asimismo contratar los servicios del ex comandante guerrillero Edén Pastora para un tour guiado por el Río San Juan, en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica. El paseo incluye el relato en vivo, por el propio Comandante Cero, de la espectacular toma del Palacio Nacional, en Managua, por parte de un comando sandinista jefeado por él, durante la dictadura de Somoza. Para quienes gusten de la nostalgia de izquierda con ribetes melodramáticos, el también ex comandante Tomás Borge -temido jefe de la siniestra Seguridad del Estado sandinista- puede ser contratado para entrevistas anecdóticas de tarde, en un tropicalísimo restaurante de Managua.

Hay que advertir que Marcos es un producto especial para consumidores moderados. Un Ché Guevara decaf. Un Fidel Castro light. En cambio, los otrora émulos del Ché y Fidel se venden más baratos como productos "éticos" y se proponen por eso como exitosos, imitando así a Marcos, que siempre soñó ser como ellos. La Serpiente Emplumada muerde su cola de faisán y baila sobre una barra en la que beben cerveza alegres parroquianos que aplauden con billetes de a dólar en las manos.

La rebeldía revolucionaria ha sido convertida en opción de consumo y los campos de batalla en destinos turísticos. Viven de este floreciente negocio quienes son capaces de decirles a los disciplinados consumidores de sus productos exactamente lo que quieren oír, insistiendo hasta el paroxismo en las increíbles virtudes de sus baratijas.

Y que después no se diga que aquí nunca cambia nada.

Fuente: www.lainsignia.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.