Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Del azul al cielo y de vuelta a la tierra
Por Mario Roberto Morales - Guatemala, 4 de julio de 2005

El más reciente cortometraje producido por Ana Carlos, “Del azul al cielo 1/2”, constituye sin duda un salto cualitativo respecto de su producción anterior.

Gracias a la coherencia rítmica de un guión bien estructurado, el montaje del filme es lo suficientemente armónico como para transmitir la necesaria tensión narrativa que hace al espectador vivir de lleno la historia sin caer en vacíos ni alargamientos innecesarios. Asimismo, la cuidadosa dirección fotográfica y la fotografía misma le otorgan a la narración una eficacia visual que refuerza el dramatismo del contenido, todo lo cual es intensificado por el apoyo de un acompañamiento musical en gran armonía con las imágenes y el montaje.

La dirección escénica también tuvo buenos logros con actores y actrices improvisados que encarnaron personajes de su propia comunidad, al empatar su esfuerzo con la atinada escogencia de locaciones interiores y exteriores.

El resultado de esta convergencia de talentos es una película estéticamente armónica y eficaz que, a pesar de tocar un asunto muy proclive a tratarse con criterios “políticamente correctos”, logra escapar de esos clisés y se atreve a mostrar, con natural recato y sin idealizaciones pueriles, aspectos humanos de la realidad indígena, como es el caso de la sensualidad de la protagonista principal.

El argumento y la historia tienen que ver con la experiencia contrainsurgente de la comunidad kaqchikel de Comalapa, tal y como lo expresa su ya célebre comunidad de pintoras “primitivistas”, así como con las relaciones de éstas con las galerías y los mercachifles del arte.

Habría mucho más qué decir sobre esto, pero en vista de que las críticas que han antecedido a la mía han abordado de sobra el contenido y el argumento de esta película, me ha parecido más útil destacar la calidad estética alcanzada por un equipo cinematográfico eficaz bajo una coordinación inteligente, la de la infatigable Ana Carlos, quien como cineasta ha aprendido ya a transitar sin tropiezos del azul al cielo y del cielo hasta su doloroso y hermosísimo país.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.