Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

A fuego lento
Sobre un despacho de la agencia EFE
Por Mario Roberto Morales - Guatemala, 12 de septiembre de 2007

"Entregan Premio Nacional de Literatura a disidente y crítico de la guerrilla en Guatemala", titulaba un despacho de la agencia Efe, fechado el 30 de agosto, que se publicó en varios países de habla hispana. "Morales, fundador de un grupo guerrillero en la década de los setenta, que años después se convirtió en la desaparecida Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA), se ha destacado por hacer una literatura de crítica social. Durante su militancia en la guerrilla izquierdista, la cual abandonó a finales de los años ochenta por discrepancias con sus dirigentes, promovió el radicalismo armado y la 'revolución cultural'. (…) Tras separarse de la guerrilla, Morales publicó varias obras en las que cuestiona la forma en que los líderes de la insurgencia dirigieron la guerra, de las cuales la que más polémica levantó entre la izquierda guatemalteca fue Los que se fueron por la libre".

Yo empecé mi militancia en las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) en 1966. En 1973 viajé a Italia a estudiar Historia del Arte, y cuando volví en 1975, me incorporé a la llamada Organización Regional de Occidente (de las FAR), la cual, en 1976, se dividió en dos grupos: uno encabezado por Rodrigo Asturias (y que más tarde sería la ORPA) y el otro por Edgar Palma Lau (que luego sería el Movimiento Revolucionario del Pueblo MRP-Ixim). Yo, por propia voluntad, me quedé en el de Palma Lau. De modo que no soy fundador de grupo guerrillero alguno y jamás he declarado tal cosa.

Decidí acabar mi militancia en 1991, estando en Nicaragua, porque comprendí que la lucha debía continuarse con otros métodos y no mediante las armas. De modo que no abandoné la lucha a finales de los ochenta ni tampoco lo hice por discrepancia con sus dirigentes. Siempre tuve diferencias con la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) desde que ésta se fundó, y antes, con las organizaciones que la integraron, por razones de sobra expuestas en muchos de mis escritos. Pero nunca con la dirigencia del MRP.

Tampoco es cierto que haya escrito mis obras sobre la izquierda al separarme de la guerrilla. Lo hice a lo largo de toda mi militancia, desde 1966 hasta 1991. Además, mi crítica a la URNG se halla dispersa en panfletos y documentos que entonces no podía firmar con mi nombre. Luego, seguí escribiendo libros como Señores bajo los árboles, Los que se fueron por la libre, y otros, que también abordan las problemáticas de la izquierda.

De hecho promoví el "radicalismo armado" si por ello se entiende el único camino que se le deja a un pueblo al que se le niega la vía pacífica para alcanzar sus derechos. Y lo volvería a hacer. Pero no recuerdo haber promovido la "revolución cultural", sobre todo si por eso se entiende la monstruosidad que bajo ese nombre se perpetró en China en nombre del socialismo. Y en cuanto al titular de la nota de Efe, si fui disidente lo fui de los métodos de la URNG, pero jamás de la izquierda como conjunto de principios, convicciones y acción, y tampoco del MRP.

Hago estas aclaraciones porque el titular y el enfoque de la nota convierten mi conocida crítica a la URNG en una supuesta disidencia de la izquierda en general, perfilándome así, en el imaginario de los lectores, como un renegado o cuando menos como un arrepentido, al que -curiosamente- le dan un premio nacional de literatura.

Aunque sé que no tendrán la misma difusión que el despacho de Efe, escribo estas líneas para que conste una vez más mi posición de siempre.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.