Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sobre el izquierdismo de derecha
Por Mario Roberto Morales - Guatemala, 6 de julio de 2016
consucultura@intelnet.net.gt

Y sobre el falso y el verdadero debate que planteó el Foro de Sao Paulo.

El Documento Base del XXII Foro de Sao Paulo vino a definir no el falso debate entre “la izquierda guerrillera” y la “democrática del siglo XXI”, como quieren hacer creer el neoliberalismo y la izquierda rosa (que se revuelcan alegremente en el lecho común de la cooperación internacional), sino la disyuntiva de si conviene un gobierno neoliberal con fachada pluralista, el cual sobrevendría como resultado de la limpieza parcial de corruptos que realiza la santísima dualidad (CICIG-MP); dualidad sacra que deja intactos a funcionarios de gobiernos podridos como los de Arzú y Berger y a los sectores de la oligarquía que habrán de quedarse con los canales de televisión abierta y que se caracterizan por ser colosales evasores de impuestos. O si, por el contrario, lo que se impone es construir un instrumento político con las organizaciones de la Guatemala profunda, con cuyo planteo convendría que convergieran todas las izquierdas dispersas, para disputarle el poder al partido que están formando el neoliberalismo y la izquierda pink (no punk) bajo la mirada atenta de la Embajada y del sector oligárquico que jamás será tocado por la santísima dualidad; un partido cuya candidata sería una victimizada Thelma Aldana, en cuyo solemne apoyo se movilizarán —con disciplina militar— los profesionales de la indignación placera sabatina, quienes forman parte ya de la izquierda rosa, junto con la ex izquierda armada, la étnica y otras oenegés.

Si se lee el Documento Base, se ve clarísimo que el Foro no está en contra sino a favor de la CICIG, y de forjar alianzas para alcanzar el poder. Plantea —empero— una solución radical (de raíz) frente a una salida paliativa para que todo siga igual, a la cual adhiere la izquierda rosa porque toda ella es oenegera y ve en esto una oportunidad de seguir medrando con el dinero internacional y también, de paso, seguir dándose aires de “defensora” de los derechos de los pobres, con toda la hipocresía políticamente correcta que corresponde al fariseísmo del ala “izquierdista” de la derecha posmoderna. Sabrosa posición oportunista ésta, que ahora ve “coincidencia de intereses entre EEUU y la Guatemala soñada por todos desde hace tanto tiempo”. Ante ello, ¿cómo no la van a apoyar los neoliberales de más colorado hueso Pro-Reformista? Extraños compañeros de cama los que produce la miseria ideológica. Divierte por ello atestiguar cómo ambos se defienden diciendo que el planteo de la convergencia de las organizaciones de la Guatemala profunda (CUC, CODECA, CONIC, CPO, CCDA, CNOC) es idea trasnochada de guerrilleros. Como si la traición a los principios estratégicos fuera de rabiosa actualidad posmoderna y no tan vieja como el ansia de servir al amo.

Debo recordar que el primero que hizo la crítica a la izquierda guerrillera fui yo (en los 80 en la práctica y en los 90 en el periodismo), cuando los Pink Panthers eran de un rojo subido pero no se atrevían a levantar la voz ni la cerviz ante los comandantes y agachaban cobardemente la cabeza ante la responsabilidad de la guerrilla en las masacres de indígenas. Por ello, mi percepción del planteo del Foro no es —ni de lejos— de “izquierda guerrillera”. Obedece —sí— a un análisis de clase, como el Foro mismo. ¿Será que los rosas abjuran ya de las clases sociales y han abrazado —congruentemente— la fe neoliberal en que no existen clases ni ideologías? Extraños compañeros de cama produce la miseria ideológica.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.