Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El gusano y la persona
Por Mario Roberto Morales - Guatemala, 30 de noviembre de 2016
consucultura@intelnet.net.gt

Una conversación dispareja.

Gusano: Fidel fue un monstruo que le coartó la sagrada libertad de movilización a su pueblo.

Persona: Pero ese pueblo accede a una educación y a una salud pública de primera calidad, así como a otros servicios por los que no paga un centavo. Ningún niño cubano duerme en la calle ni hay desnutrición ni mucho menos hambrunas en Cuba. Y el pueblo y la juventud cubanos son los más cultos de América Latina. En cambio, aquí, cualquier pobre y miserable es “libre”, sí, de viajar por el mundo, pero no tiene ni para comer, mucho menos para irse de viaje si quisiera. Igualmente, aquí, los enfermos mueren a las puertas de los hospitales y los “letrados” no saben ni hablar con claridad. ¿Es ésta la libertad que alaba?

Gusano: Fidel fue un déspota que exportó guerrillas a América Latina y, en especial, a Guatemala.

Persona: Sí, porque aquí las guerrillas se necesitaban para tumbar a un régimen oligárquico-militar que sigue explotando y oprimiendo a los pueblos del continente. Este régimen derrotó a la iniciativa insurrecta porque la exportación de guerrillas le sirvió a Cuba como distractor para consolidar su régimen nacional. El resto quedó en manos de los guerrilleros locales, quienes no fueron capaces de desarrollar la lucha hasta la victoria. Además, en Guatemala, las guerrillas empezaron antes de que Cuba se declarara socialista.

Gusano: Fidel fue un sátrapa que exportó la guerra a África.

Persona: Sí, y con ello liberó a Angola, independizó a Namibia y, como efecto de esto, se acabó el apartheid en Sudáfrica. Por eso, tras su liberación, el primer viaje de Nelson Mandela —otro gran impulsor de la lucha armada revolucionaria— fue a Cuba, para agradecerle a Fidel sus acciones a favor de los pueblos africanos.
Gusano: Fidel fue un dirigente torpe en materia económica, porque Cuba nunca despegó.

Persona: A pesar de eso, no hay pobreza generalizada en Cuba como la hay aquí, ni mucho menos extrema pobreza, como aquí, en donde esta condición afecta a la mayoría de habitantes como resultado de un sistema económico disfuncional y fallido que es mantenido a sangre y fuego por oligarcas monopolistas y militares pro-oligárquicos.

Gusano: A pesar de gente como Fidel, el mundo evoluciona. Y si lo duda, allí está la victoria de Donald Trump.

Persona: Aunque Trump no implica ninguna evolución hacia nada, con su elección se pospusieron los planes de confrontación nuclear “convencional” contra Rusia y China, que ocupaban el primer lugar en la agenda de Hillary. Por eso, si de dos males se tiene que escoger el “mejor”, Trump es preferible a Hillary. Pero de esto, usted no se había enterado, ¿verdad?

Gusano: Usted siempre quiere tener la razón.

Persona: Lo que pasa es que usted no piensa cuando “argumenta”, sino sólo repite la propaganda anticomunista de la “guerra fría”.

Gusano: ¡Ah, ya veo! ¡Usted es comunista!

Persona: ¿Sabe usted lo que es un comunista?

Gusano: Claro, una persona que me quitará lo que es mío si llega a tomar el poder. Y lo mío es mío: mi lapicero, mi camisa, mi carro, mi…

Persona: Usted confunde propiedad privada con propiedad individual. En todo caso, al socialismo (no al comunismo, que es una utopía) le interesó socializar la propiedad privada de los medios de producción, y no la propiedad individual sobre sus calcetines, su calzoncillo, su carro o su casa. ¿Ve cómo carece usted de argumentos, información y criterio, y sólo repite lo que oye?

Gusano: ¡Comunista!

Persona: ¡Gusano!

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.