Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Además de rosado, ignaro
Por Mario Roberto Morales - Guatemala, 29 de mayo de 2017
consucultura@intelnet.net.gt

Un divertido ejemplo de glorioso desorden mental.

Alguien llamado Edgar Batres, quien se presenta como “asesor legislativo” de Winak, escribió en un casi ininteligible artículo titulado “Giro a la izquierda” (Albedrío 26-5-17) que yo soy un “Columnista recientemente condecorado por el Vicepresidente de la Republica, lo que muestra la confusión en que se vive, y aun habla de los otros y sus colores. De qué color será entonces el gobierno que le condecora”.

De todos es sabido que a mí no me condecoró el Vicepresidente de la República y que éste llegó al acto en que se me concedió la distinción Doctor Honoris Causa ―por parte de la USAC― en su calidad de ex Rector de la misma. También es cosa sabida que quien me impuso la distinción fue el actual Rector de la USAC, Carlos Alvarado Cerezo.

Cuando el autor de este artículo ―pésimamente escrito y sin la más mínima capacidad argumentativa― se pregunta (sin poner signos de interrogación) de qué color será entonces el gobierno que me condecora, no parece entender que ningún gobierno me ha condecorado, sino que fue la USAC la que me otorgó un grado académico honorífico. Y, por lo que se ve, resulta obvio que cree que Universidad de San Carlos y Gobierno de la República son lo mismo, lo cual equivaldría a que no estuviera enterado de lo que es la Autonomía Universitaria.

Según su lógica, si él fuera diputado de oposición, trabajaría para el gobierno al que se opone porque Congreso y Gobierno de la República serían equivalentes, lo cual implicaría que no estuviera enterado de la diferencia que hay entre Estado y Gobierno, algo que se aprende, supongo, en primer año de Derecho, si no antes.

Cuán glorioso es el desorden mental en el que alegremente vive este insigne “asesor legislativo”.

Dicho lo cual, es obvio que lo único que queda luminosamente claro aquí es que, con su malintencionado y pusilánime artículo, Batres evidencia ser, además de un colérico izquierdista rosado, un súper ignaro de antología.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.