Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2019

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Volcancito visto...
Por Mario Roberto Morales - Guatemala, 29 de mayo de 2019

No vote por “viejas” ni por “nuevas” políticas. Vote por OTRA política.

No se deje engañar, amigo votante del MLP. Ahora, cuando la ultraderecha y la derecha “moderada” se percatan del hecho incontestable de que el MLP crece y que la figura de Thelma Cabrera se populariza, los medios pro-oligárquicos se dedican a inflar las candidaturas de ciertos “progres” que, en diferentes partidos, navegan con bandera de “izquierda moderada” aunque en realidad son de derecha, pues detrás de ellos está su jefe Dionisio y los intereses geopolíticos y locales que él representa, sobre todo en cuanto al negocio del Plan para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica.

El objetivo de esta táctica es sembrar en la mente de la ciudadanía la idea de que existen varias “opciones de izquierda” para no votar por “los corruptos”. Y en esas supuestas opciones meten al MLP, tratando de igualarlo con la derecha “moderada” o izquierda rosa. Esto es una enorme falsedad y una trampa. Porque el MLP es el único partido de clase que surge de una organización popular genuina y activa, y que hace propuestas de democratización plurinacional de la economía, la política y la cultura. Las demás “opciones”, sin excepción, dependen de la agenda financiera y política de la cooperación internacional y responden al ala de la oligarquía que compró su impunidad ante la CICIG, gracias a lo cual se enfrenta al ala oligárquica que se ampara en la ultraderecha republicana estadounidense y que busca poner un presidente al estilo de Bolsonaro o Macri. En suma, la pugna entre arzuistas-trumpistas y dionisistas-sorosistas-clintonianos se expresa así en esta pugna electoral, de la cual el único partido que se escapa es el MLP. Y se escapa porque el MLP no tiene dueño ni está financiado por nadie. Se mantiene con los aportes de sus miembros y obedece a la directriz popular de la lucha por un Estado plurinacional como plataforma para la construcción del Buen Vivir para todos. El MLP es un partido de clase, no “de cultura”. Es un partido que asume la lucha contra la corrupción como el acto de separar del Estado al poder económico oligárquico, que es el ente corruptor de lo público, y no como el encarcelamiento de unos cuantos corruptos dejando en libertad a otros tantos. Por eso, sus militantes dicen que no hacen “vieja” ni “nueva” política, sino OTRA política.

No se deje engañar, amigo votante del MLP. Esto no es un supermercado en el que hay varias “opciones” dizque “de izquierda”. En estas elecciones sólo compite la derecha contra la derecha en sus dos versiones: la fascista y la “moderada”. De modo que la verdadera disyuntiva para usted es votar por la derecha en cualquiera de sus versiones, o votar por el MLP, cuya ideología es el Buen Vivir plurinacional para Guatemala.

Por eso, dondequiera que se encuentre, volcancito visto, volcancito marcado.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.