Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Re-conociendo a Exmibal
Por Magalí Rey Rosa - Colectivo MadreSelva - Marzo 2004

¿ Tendrá alguien copia del contrato original que el Estado de Guatemala otorgó a Exmibal?

El foro de análisis sobre los impactos de la minería en Izabal, que se realizó el sábado pasado en El Estor, fue un indicador de cómo están las cosas en aquel lugar. En el salón municipal se congregaron unas 400 personas, la mayoría, hombres.

La persona encargada de la organización del evento explicó que el objetivo era ofrecer a la población información y diferentes puntos de vista sobre los efectos de la minería; que lo valioso era la oportunidad para dialogar.

Fueron invitados, como panelistas, personeros de Jaguar Nickel, Chesbar, Mayamérica y Exmibal, compañías que han solicitado áreas para explotación de niquel en Izabal; sólo el representante de Exmibal llegó.

Llegaron también funcionarios del Ministerio de Energía y Minas y del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.

En la defensa estaba Madre Selva, representando a quienes nos resistimos a que se destruya y envenene nuestro planeta. Pero no era posible dialogar cuando 90% de los espectadores aplaudían o gritaban ante una consigna o una señal. Agradecemos a los agentes de Seprona, quienes estaban allí para evitar un desenlace violento.

La situación de pobreza en que se encuentra la mayoría de los habitantes de El Estor podría ser el factor clave para que la gente local apoyara una operación tan destructiva como la minería a cielo abierto. Pero cuando supimos que muchos de los asistentes al foro habían sido movilizados por Exmibal, nos dimos cuenta de cuáles son las estrategias de las compañías mineras.

El respeto que tienen las mineras por las comunidades qeqchís (las cuales ya han manifestado abiertamente su rechazo a la minería) lo ilustra el hecho de que ninguna se tomó la molestia de informar ni consultar a la población. Los 400 asistentes al debate, entonces, no pueden hablar por los 40 mil habitantes de El Estor.

Y aunque el alcalde haya dado la bienvenida a la Exmibal, en nombre de todo el pueblo, sabemos que mucha gente no está de acuerdo con que se entregue miles de kilómetros de tierras guatemaltecas a las compañías mineras, y que no se atrevieron a ir por temor a las posibles represalias.

Quienes en los años 70 investigaron a Exmibal están muertos o fueron heridos y obligados a salir al exilio. Esperamos que éstos sean tiempos diferentes.

Y ojalá aquéllos que ahora nos gobiernan sí tengan la capacidad para escuchar los argumentos de la ciudadanía guatemalteca, especialmente de las comunidades que serán las más afectadas; y que todavía no hayan negociado con las transnacionales que vienen a extraernos hasta las entrañas.

Tomado del diario Prensa Libre- www.prensalibre.com

 


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.