Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Justas demandas - Nuestra solidaridad con las demandas de los pueblos indígenas
Por Magalí Rey Rosa - Colectivo MadreSelva - 2 de abríl de 2004

El martes 30 la dirigencia indígena, además de su histórica demanda por tierras, exigió al presidente y al Congreso de la República, que se detengan y cancelen todas las licencias para las concesiones mineras.

También demandan que se suspendan las concesiones petroleras en territorios indígenas. Entre las organizaciones que participaron en la marcha se coreaban consignas en contra de la importación de semillas transgénicas, en contra de la ley que prohíbe la distribución de medicamentos genéricos, y en contra de los tratados de libre comercio y el Plan Puebla Panamá.

No cabe duda de que los líderes indígenas y campesinos están bien informados sobre los peligros que se avecinan para el futuro de sus comunidades.

Mucho mejor informados que los funcionarios de Gobierno, que todavía mencionan los proyectos mineros como un factor que puede ayudar a nuestro país a salir de la pobreza. Estos funcionarios ya no podrán decir que no saben cuál es la posición de los campesinos y los indígenas, pues ésta fue planteada públicamente. Falta ver si se les toma en cuenta y respeta, como prometió el señor presidente.

Este equipo de Gobierno tiene que definir cuál va a ser su política respecto de nuestro patrimonio natural y nuestro ambiente. Hasta ahora no se ha visto nada claro. Por ejemplo, ante la destrucción del Parque Nacional Laguna del Tigre, de la que han sido informadas las más altas autoridades de Gobierno, parece que no se está haciendo mucho, y los rumores que circulan vinculan al mismo gobernador del Petén con planes para convertir ese importante humedal en una zona ganadera, maderera y petrolera.

La problemática ambiental ya no es la preocupación solamente de los ambientalistas, se ha convertido en una cuestión de supervivencia de las comunidades campesinas e indígenas, especialmente de las mujeres y los niños.

Las tendencias económicas globales, lejos de contribuir a aliviar la pobreza, llevarían a las comunidades indígenas y campesinas a situaciones de mayor vulnerabilidad. Los pueblos empobrecidos, que ya son los más afectados por los procesos de deterioro y destrucción de nuestro patrimonio natural, sufrirán de mayor exclusión, pérdida de recursos vitales -como el agua- y de posibilidades para su futuro desarrollo.

El pueblo guatemalteco, a quien el presidente dijo querer tanto, no puede sobrevivir sin agua, alimento, educación, salud, vivienda y tierra. No son carreteras lo que necesita. Necesita respuestas concretas, ante demandas concretas.

 

Tomado del diario Prensa Libre- www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.