Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Las dos caras de la minería
Por Magalí Rey Rosa - Colectivo MadreSelva - Guatemala, 3 diciembre de 2004

La desigualdad de condiciones es impresionante en el tema de la minería de metales.

En el caso de la minería de metales hay ganadores y hay perdedores. Lo que hay que preguntarse es ¿quiénes van a ganar y quiénes van a perder? En el Primer Foro Nacional de la Minería, que se llevó a cabo en el hotel Quinta Real, escuchamos fuerte y clara la voz de quienes quieren que Guatemala entregue parte de su territorio a la industria minera.

Deben ser los que ganan con la minería, los que le ven la cara bonita. Abundaron las voces de expertos internacionales, ellos fueron los dueños del show el 90 por ciento del tiempo. Desde su perspectiva, la minería es una maravilla, con unos cuantos problemitas que se pueden arreglar.

Pero no estaba presente en el foro oficial la otra cara de la minería. La voz de los seres humanos que viven en los sitios en que se llevará a cabo la explotación minera no tenía sitio en el programa; aquéllos que sienten que podrían ser negativamente afectados por los proyectos de minería de metales no tuvieron espacios de presentación.

Esa fue una de las carencias más desafortunadas y obvias del foro oficial, con lo que se descalifica su anunciado objetivo de “construir consensos”.

La desigualdad de condiciones es impresionante en el tema de la minería de metales. Las compañías mineras son muy poderosas en todo el mundo, y generalmente obtienen el apoyo de los gobiernos locales, muchas veces son apoyados por los gobiernos de donde provienen las compañías mineras (como en este caso, de la Embajada de Canadá) tiene muchos recursos económicos y pueden contratar apoyos legales y científicos.

Las comunidades campesinas tienen poco poder, pocos recursos económicos, cuentan con muy poco apoyo de parte del gobierno y difícilmente pueden contratar servicios legales y científicos.

Organizamos el foro alternativo para permitir que más ciudadanos y ciudadanas sepan que la minería tiene dos caras, y para hacer más evidente -ante el Gobierno, ante el Banco Mundial y ante la Embajada de Canadá- que hay quienes van a perder con la minería, simplemente no la quieren.

Queremos evitar que acá pase lo que ha ocurrido en Perú o en Ghana: aunque ha aumentado la explotación de oro, la gente sigue pobre y el deterioro ambiental aumenta irreversiblemente. El mejor testigo que tenemos de que hay otra cara de la minería es el señor ministro de Energía y Minas, quien estuvo un rato con la gente de las comunidades.

Esperamos una señal clara de su parte, de que si escuchó el mensaje de sus hermanas y hermanos guatemaltecos y que comprendió el ánimo pacífico del Foro Alternativo de Resistencia a la Minería de Metales.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.