Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Anhelos de cambio
Por Magalí Rey Rosa - Colectivo MadreSelva - Guatemala, 4 de marzo de 2005

El Gobierno ha demostrado su incapacidad para escuchar las demandas de una población que se ha venido empobreciendo sostenidamente.

Hay quienes consideran que, desde la firma de la paz, todo está bastante bien en Guatemala; que la situación general es bastante aceptable. Hay quienes quisieran que las actuales condiciones económicas, políticas y sociales se mantuvieran relativamente estables, para poder incorporarnos a un mundo moderno, globalizado.

Pero, para la mayoría de la población guatemalteca, los índices de pobreza, exclusión, analfabetismo, mortandad infantil, insalubridad, violencia, corrupción, impunidad, deterioro ambiental; y de injusticia en general -para mencionar solamente algunos- son cada vez más intolerables. Miles, si no millones, de ciudadanos y ciudadanas guatemaltecas, viven ahora en condiciones peores que las que tenían antes del conflicto interno armado.

¿Qué le depara el futuro a las comunidades indígenas, a las poblaciones campesinas y a los sectores más empobrecidos de la sociedad guatemalteca, de cara a los tratados de libre comercio y a los planes de globalización comercial?.

El Gobierno ha demostrado su incapacidad para escuchar las demandas de una población que se ha venido empobreciendo sostenidamente; mientras avala y apoya decididamente planes de desarrollo y expansión económica de nacionales y extranjeros, que poco tienen que ver con los intereses sociales y económicos de las comunidades guatemaltecas.

El Ejecutivo mantiene una defensa cerrada de los planes de extracción de minerales metálicos en las montañas guatemaltecas; se prepara para ofertar nuevas áreas de concesión para la extracción de petróleo, avanzan los planes para la interconexión eléctrica, los oleoductos, gasoductos y carreteras, se discuten leyes que podrían derivar en la privatización del agua por presiones de los organismos internacionales…

Si se concretan todos estos planes de “desarrollo” las sociedades guatemaltecas empobrecidas pasarán de un estado de pobreza a uno de miseria y de extrema vulnerabilidad ambiental. Y con la firma de los tratados de libre comercio, ya no tendremos manera de defendernos legalmente ante la agresividad devastadora de las compañías transnacionales.

Es una tragedia que se siga gobernando Guatemala sin una visión de patria grande, donde quepamos todos y todas. Pero no por eso vamos a perder la capacidad de soñar con que se puede cambiar el estado actual de las cosas. Tal vez, quienes abrigamos anhelos de cambio, seamos la mayoría.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.