Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡Apoyamos la consulta!
Por Magalí Rey Rosa - Colectivo MadreSelva - Guatemala, 1 de julio de 2005

La gente de Río Hondo tiene razones válidas para oponerse al proyecto. El peligro de que la represa se rompa por un movimiento sísmico o se inunde, es una de las preocupaciones más fuertes

El domingo se celebrará una con- sulta de vecinos, en Río Hondo, en la que los habitantes de las comunidades van a votar si quieren, o no, que se construya una hidroeléctrica de 32 megavatios que usaría el agua del río Colorado, y su represa sobre el pueblo de Río Hondo.

La gente de Río Hondo tiene razones muy válidas para oponerse al proyecto.

El peligro de que la represa se rompa, por un movimiento sísmico o por huracanes como el Mitch, y que se inunde y destruya Río Hondo, es una de las preocupaciones más fuertes.

La altísima posibilidad de que escasee y se contamine el agua, como les sucede a sus vecinos de Pasabién por una hidroeléctrica similar, es también un factor muy importante.

Saben también que la energía que se genere no será para ellos, y que tampoco les costará menos. Y tampoco quieren perder su libertad de moverse tranquilamente por su territorio.

Por eso los vecinos se organizan pacíficamente, a partir de una estrategia legal que se ampara en el Código Municipal, para resistir a un proyecto que consideran que les afectará negativamente, derecho que les garantiza la Constitución Política. ¿No haría usted lo mismo?

En MadreSelva entendemos que la generación de energía a partir de la fuerza del agua puede ser una de las mejores alternativas para disminuir la quema de combustibles fósiles; y reducir así el riesgo de cambios climáticos provocados por actividades humanas.

No estamos sistemáticamente en contra de las hidroeléctricas. Pero eso tampoco significa que estemos a favor de todos los proyectos hidroeléctricos.

Las grandes hidroeléctricas han provocados desastres ambientales y sociales enormes.

Hay hidroeléctricas medianas y pequeñas; así como hay hidroeléctricas a filo de agua, que no necesitan represar el agua.

Las represas, donde se almacena el agua que alimenta a las hidroeléctricas, alteran la dinámica natural de los ríos y pueden destruir los ecosistemas fluviales, entre otros peligros.

Mientras más grande es el proyecto, más graves son sus repercusiones ecológicas y sociales, y esto ha sido reconocido por la Comisión Mundial sobre Represas del Banco Mundial.

Nosotros estamos a favor de las pequeñas hidroeléctricas, de menos de 9 megavatios, que se construyen para abastecer de energía a la gente del lugar.

Pero no podemos apoyar proyectos hidroeléctricos que privilegian a las empresas privadas, a costa de arrebatarles el agua a las poblaciones locales.

Porque estamos a favor de la vida, de la naturaleza y de Guatemala, en MadreSelva apoyamos la consulta de vecinos de Río Hondo. ¡Que sea el pueblo el que decida!

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.