Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Qué estarán planeando?
Por Magalí Rey Rosa - Colectivo MadreSelva - Guatemala, 22 de julio de 2005

Sabemos que hay movimientos alrededor del Ministerio de Recursos Naturales.

A la ciudadanía guatemalteca le preocupan la violencia incontrolable, el encarecimiento de los productos básicos, el desempleo y la falta de opciones razonables de salud y educación. Los temas como las consultas de vecinos, la minería de metales, la extracción petrolera o la ley de concesiones interesan poco, porque casi nadie los vincula directamente con su bienestar personal.

Ni siquiera quienes viven en los barrancos, aterrados por las lluvias, hacen la conexión entre la degradación ambiental, la pobreza y la vulnerabilidad en que se encuentran. Así que, mientras la ciudadanía se preocupa por su supervivencia cotidiana, hay quienes toman decisiones por nosotros, que afectan directamente nuestra calidad de vida y que determinan nuestro futuro.

Para quienes simplemente vivimos en Guatemala, y no pertenecemos al equipo de gobierno, ni estamos cerca, es difícil entender lo que están planeando hacer “los expertos” con nuestro país, con nuestros bienes naturales, o con la institucionalidad que de ellos se ocupa; porque se siguen tomando decisiones sin informar y menos involucrar a la población. Pero cada vez somos más, quienes sí nos mantenemos atentos.

Sabemos que hay movimientos alrededor del Ministerio de Recursos Naturales; que incluso hay quienes quisieran fusionarlo con otros ministerios, lo cual sería un retroceso desafortunado para el país. Es obvio que el ministerio no funciona adecuadamente.

Lo que hay que hacer es dotarlo de la fuerza política y de los recursos necesarios, lo cual no implica necesariamente un ministerio grande, lo esencial es que se impulse la política de gestión ambiental.

Si lo que se quiere es asegurar las condiciones naturales que permitan un verdadero desarrollo de las poblaciones humanas, no solamente el crecimiento económico de unos pocos, la gestión ambiental tiene que basarse en un respeto profundo de las leyes naturales.

Da la impresión de que muchos de los actuales funcionarios de gobierno siguen viendo a la naturaleza como una fuente interminable de recursos que tienen que ser explotados, y que su contaminación y destrucción son “externalidades” inevitables e irrelevantes.

Pero la naturaleza no se somete a las leyes humanas, y mucho menos, a las leyes del mercado.

Si se continúa con la actitud arrogante que ahora prevalece, el deterioro ambiental que ya hoy cobra vidas y que nos cuesta millones (aunque nadie se atreva a contabilizar las pérdidas en el presupuesto nacional) se hará mucho más crítico.

Una correcta gestión ambiental puede ayudar en temas como la gobernabilidad y la estabilidad política, puede apoyar el crecimiento económico del país y generar mayores niveles de bienestar social.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.