Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Ganga: Se vende país
Por Magalí Rey Rosa - Guatemala, 30 de diciembre de 2005

Negocian nuevamente a espaldas de la población guatemalteca.

El balance ambiental del 2005 tiene cosas positivas. La importancia de cuidar –y no sólo de explotar– los bienes naturales parece haber sido entendida por muchos guatemaltecos.

Los movimientos populares en defensa de aguas, ríos, montañas, manglares y bosques sentaron precedentes en nuestra historia política. Las consultas de vecinos son acciones pacíficas organizadas en defensa de nuestro patrimonio natural. Falta ver cómo terminan estos procesos.

El esfuerzo por limpiar la contaminación del lago de Amatitlán puede señalarse como una iniciativa gubernamental positiva.

Desgraciadamente, el lado negativo es mucho más pesado. Durante este año quedó claro que el equipo de gobierno considera legítimo negociar el patrimonio natural, a espaldas y a costas del pueblo guatemalteco. La concesión para la explotación de oro en San Marcos lo ilustra grotescamente.

La resistencia contra el proyecto aurífero, liderada por un pueblo indígena que ha demostrado pacífica y enfáticamente su rechazo a la minería metálica, es considerada importante y digna de atención hasta por el presidente del Banco Mundial.

Sin embargo, el Gobierno guatemalteco la ignora, a pesar de que la minería de oro ha causado grave malestar en la población. Como si el alto riesgo ambiental y la violencia local, relacionados con la compañía minera fueran poca cosa, para el 2006 algunas comunidades de Sipacapa podrían quedar sin maestros por “recortes presupuestarios oficiales”.

La opción que algunos funcionarios gubernamentales les han ofrecido es que acepten dos docentes pagados por la minera Montana. ¿Será ésta una represalia oficial por el rechazo del pueblo sipacapense al proyecto minero? La investigación que hizo el Banco Mundial sobre la corrupción gubernamental y las recientes publicaciones del New York Times sobre la forma como operan las compañías mineras de oro en todo el mundo confirman nuestras suposiciones.

Para la compañía minera y sus socios oficiales, el balance del año ha sido más bien positivo. Ya están extrayendo oro y –dicen– también exportándolo. Pedimos al Gobierno que se publique oficialmente cuánto oro, cuándo y por dónde salió, cuánto percibe el país, en qué se utilizarán los fondos; y que informen si es cierto o no de que la compañía minera está exenta del pago de ciertos impuestos hasta el 2008.

Pedimos también que se informe detalladamente sobre las negociaciones de proyectos de extracción y procesamiento de petróleo y gas, entre los cuales son especialmente inquietantes la entrega de concesiones en el lago de Izabal y sus alrededores, las concesiones en Ixcán, y las refinerías, realizadas nuevamente a espaldas de la población guatemalteca.

Fuente: www.prensalibre.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.