Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡Endeudándonos más!
Por Magalí Rey Rosa - Guatemala, 10 de febrero de 2007

Los préstamos que otorgan los organismos multilaterales sirven para endeudar a los países en vías de desarrollo.

Preocupa la noticia publicada en Prensa Libre, sobre el préstamo de US$30 millones que solicitó el Gobierno de la República para el desarrollo sostenible de Petén. Trato de exponer con cuidado las razones, para evitar malas interpretaciones.

Petén, y muy especialmente la Reserva de la Biosfera Maya, merecen que se les cuide. Es uno de los patrimonios nacionales más valiosos, y desde hace muchos años hemos llamado la atención sobre su importancia -incluso, asumimos su defensa legal ante las pretensiones de una multinacional petrolera para extender sus operaciones en el Parque Nacional Laguna del Tigre-.

Siempre creíamos que una estrategia de desarrollo turístico, ambiental y socialmente respetuoso, podría llevar bienestar a las comunidades que habitan el departamento petenero y proteger efectivamente sus ecosistemas.

Infortunadamente, los funcionarios que han ocupado puestos clave para la conservación y el desarrollo de Petén fueron incapaces de asegurar su integridad; y tanto la riqueza natural como la calidad de vida de las comunidades que habitan aquel departamento disminuyeron considerablemente durante la última década.

Todo eso, a pesar de que -a partir de la declaratoria de la reserva de la biosfera- algunos organismos internacionales, principalmente AID, invirtieron muchos millones de dólares en esfuerzos de conservación, los cuales resultaron bastante infructuosos e inefectivos a la larga.

No es endeudando más a Guatemala, ni gastándose parte de esos millones en consultores extranjeros, como se va a lograr el desarrollo sostenible de Petén. Esta región tiene ya todo lo que los turistas quieren ver: sus magníficas ruinas mayas y la exuberante riqueza natural que las rodea -las cuales sería imposible de construir- son un atractivo de primera categoría a nivel mundial.

Lo que no hay en Petén es seguridad, porque el abandono gubernamental permitió que el departamento se convirtiera en un enclave del narcotráfico; y porque la situación de pobreza de la gran mayoría de sus pobladores lo hace violento.

Los préstamos que tan generosamente otorgan los organismos multilaterales sirven para endeudar a los países en vías de desarrollo. Para quien lo dude, es recomendable la lectura de Las memorias de un sicario económico, de John Perkins, un economista arrepentido, entrenado por el Banco Mundial para diseñar proyectos que no funcionen, y lograr así que los países se vean forzados a entregar sus recursos naturales para pagar sus deudas.

Tampoco necesitamos expertos internacionales que no conocen la realidad guatemalteca y que difícilmente van a tomar en cuenta las necesidades de las comunidades peteneras. En Guatemala existen los recursos y la capacidad profesional para lograr el desarrollo ecoturístico de Petén.

Fuente: www.prensalibre.com - 090207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.