Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

De políticas y denuncias
Por Magalí Rey Rosa - Guatemala, 17 de marzo de 2007

Este no es el único caso en el que el MARN no cumple con sus obligaciones.

Esta semana salió publicado que fue aprobada una nueva política ambiental. Esa noticia debería causarnos una reacción positiva, pero infortunadamente no es mucho lo que podemos esperar.

Afirmo esto tomando en cuenta la actuación del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) durante el gobierno del presidente Berger. Me baso en hechos reales, y presento uno de los ejemplos más patéticos: MadreSelva presentó una denuncia de contaminación del río Tzalá por la actividad minera, en diciembre de 2006, ante varias instituciones gubernamentales, entre ellas, la Procuraduría de los Derechos Humanos y el MARN.

El Ministerio de Ambiente tiene entre sus principales obligaciones la de prevenir la contaminación; debería haberse tomado la denuncia seriamente, en lugar de excusarse diciendo que no puede entrar en el territorio de la minera para tomar muestras de agua.

El MARN tiene un laboratorio móvil, adecuadamente equipado para analizar agua. La PDH es el único órgano del Estado que tiene facultades plenas para investigar, y tiene la obligación de hacerlo. Debido a que la PDH no tiene el equipo para realizar los análisis necesarios, solicitó al MARN su laboratorio móvil. El MARN no solamente incumplió con su obligación de verificar si hay o no contaminación, ¡le negó el equipo a la PDH!

Este no es el único caso en el que el MARN incumple con sus obligaciones y exhibe un comportamiento inaceptable; es sólo el más reciente. Y no todas las personas que trabajan en ese ministerio son responsables, porque allí hay mucha gente capaz y correcta; se trata de la política del equipo de gobierno, de la conducción del ministerio.

Y a propósito de la denuncia contra los activistas de MadreSelva: los abogados de Montana Explotadora están tratando de utilizar el sistema de justicia para asustar, porque tras la denuncia existe la posibilidad de persecución penal, pero esta estrategia no funciona. Al tratar de impedir que se siga destruyendo nuestro patrimonio natural y de evitar mayor contaminación, hacemos lo correcto, y no tenemos miedo. Quién sabe cuánto dinero está gastando la compañía para pagar a los penalistas que llevan el caso, seguramente mucho.

Hubiera sido mejor utilizar ese dinero para reparar las casas que se están rajando en la zona minera, por ejemplo. Paradójicamente, nosotros tendríamos que agradecerles la reactivación de una impresionante red de solidaridad nacional e internacional, que nos ha permitido ver con más claridad cuánta gente está indignada por la forma prepotente con que actúan las compañías mineras cuando la gente reacciona ante los daños que acarrea la explotación de minerales metálicos.

Fuente: www.prensalibre.com - 160307


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.