Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El colmo del cinismo
Por Magalí Rey Rosa - Guatemala, 14 de abril de 2007

“Lejos de aparecer como donantes a la gestión del parque Laguna del Tigre, aparecemos como una amenaza al mismo”, gerente de Perenco.

Cada vez hay más gente en todo el mundo dispuesta a tomarse en serio el problema del cambio climático. Circula mucha información científica sobre los efectos catastróficos de destruir los sistemas de vida que mantienen nuestro planeta.

La causa principal es la quema de hidrocarburos, la solución es disminuir drásticamente su consumo. Entre las medidas urgentes que Guatemala debe adoptar, tal vez la más importante es detener la destrucción de los ecosistemas naturales que aún le quedan.

En una nota del 22 de marzo, dirigida al Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, a la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Áreas Protegidas y al Ministerio de Energía y Minas, los señores de la petrolera francesa Perenco muestran su preocupación y desagrado por el nuevo Plan Maestro del parque Laguna del Tigre, pues “lejos de aparecer como donantes a la gestión del parque, aparecemos como una amenaza al mismo”, y solicitan que el texto del plan sea revisado acorde con las obligaciones y derechos del contrato 2-85. Firma el gerente de Perenco.

La Laguna del Tigre es una de las áreas protegidas más importantes de Guatemala. Hace solamente 25 años estaba cubierta de ecosistemas naturales y guarda el humedal más importante de Mesoamérica. Pero ha sufrido las terribles consecuencias -directas e indirectas- de la explotación petrolera, y está severamente afectada. Aun así, todavía es un área que vale la pena proteger y recuperar.

Sorprende que la explotación petrolera no hubiera sido identificada desde el principio como la mayor amenaza -directa e indirecta- a la integridad ecológica del área, y sorprende más aún el cinismo de la petrolera francesa y sus operadores locales.

Ayer y hoy se reunieron los funcionarios de Gobierno y los personeros de la petrolera, para “revisar” el contenido de un plan maestro que fue debidamente aprobado por el Conap. Los técnicos de Conap han dado muestras de estar conscientes de su responsabilidad como custodios de las áreas protegidas.

Podemos apostar a que hicieron un buen trabajo con el nuevo Plan Maestro de Laguna del Tigre, a juzgar por la reacción de la compañía petrolera. Pero no podemos confiar en otros funcionarios de este gobierno, quienes han dado muestras fehacientes de su inquebrantable fidelidad a las compañías trasnacionales, de su falta de compromiso con la población guatemalteca y de su falta de entendimiento sobre el cambio climático, el problema más crítico que enfrenta la humanidad.

Se rumora que hay presiones del más alto nivel para que las cosas se resuelvan a satisfacción de la petrolera. Estaremos pendientes, porque Laguna del Tigre es importante para Guatemala.

Fuente: www.prensalibre.com - 130407


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.